Buen nivel en el regreso del triatlón en la blindada Pontevedra

0
26

Eva Moral, Jordi Madera, Lionel Morales, Dani Molina, Samuel Rodríguez, Jairo Ruiz, Jota García y Susana Rodríguez, campeones de España.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

En un circuito blindado, entre severas medidas anti Covid-19 y bajo el formato contrarreloj, el triatlón abrió fuego en Pontevedra con el Campeonato de España, la primera prueba tras el largo parón por la pandemia del coronavirus. Los 21 participantes desempolvaron sus trajes de neopreno, maillots, bicicletas y zapatillas de correr para volver a ponerse un dorsal, algo que muchos llevaban sin hacer casi un año. Los favoritos se han impuesto en sus respectivas categorías, aunque el resultado era lo de menos, lo importante era recuperar esas sensaciones que otorga la competición.


Para minimizar riesgos y reducir al máximo el contacto entre los deportistas, la salida de cada uno se realizaba cada diez segundos y con la obligación de guardar una distancia de seguridad: dos metros en natación, diez en bicicleta y cuatro corriendo. En PTWC (van en handbike y en silla de atletismo) destacó Eva Moral, una de las triatletas españolas que estará en Tokio 2021. La madrileña completó el recorrido en 1:15.19. En categoría masculina, el maratoniano catalán Jordi Madera se llevó el título nacional tras imponerse con 1:13.37 al debutante Higinio Rivero (1:23.51), quien está clasificado en piragüismo para los Juegos Paralímpicos. El bronce se lo colgó el todoterreno gallego Álvaro Illobre (1:27.57).

El canario Lionel Morales. Fuente: Fetri

En PTS2 (deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie) el lanzaroteño Lionel Morales impuso su ley para llevarse el triunfo con 1:12.05 frente a Ricardo Marín (1:26.36) y José Joaquín Martínez (1:43.56). Lo mismo hizo Dani Molina en PTS3 (discapacidad significativa), categoría en la que reina desde hace unos años, siendo triple campeón del mundo y de Europa de forma consecutiva. El alcarreño, con 1:10.53 venció al incombustible extremeño Kini Carrasco (1:25.53).

“Estoy contento, no solo por el resultado, sino por volver a competir, por sentirme deportista otra vez. No había hecho planificación específica para este campeonato y me he encontrado bastante bien. Con la bici era un circuito complicado con muchos badenes y curvas, el asfalto estaba muy mal, pero me han salido buenos números. Y corriendo estuve bien, tuve un penalty box aunque pude seguir. Pese a que era raro correr sin público, lo mejor ha sido volver a estar en el portón de salida, sentirme triatleta y tener esos nervios de competición. Doy las gracias a la Federación Española de Triatlón por arriesgarse, ha sido una organización de diez. Espero que no sea la última prueba del año”, ha explicado.

Dani Molina y Kini Carrasco en el podio. Fuente: Fetri

En PTS4 (discapacidad física moderada), la ausencia de Álex Sánchez Palomero -número dos del ranking mundial- la supo aprovechar el joven Samuel Rodríguez Masián para conquistar el oro. A sus 16 años, el madrileño es un triatleta con mucha proyección y ya empieza a verter su talento. Con una marca de 1:16.37 ganó al campeón de la pasada edición, Juan Jesús Aguiar, así como a Jesús Miguel Sánchez, a Jorge Orejón y a Francisco Jesús San Martín. Gran actuación también de la única representante femenina en esta clase, Marta Francés Gómez, que obtuvo el segundo mejor tiempo (1:17.14) de todos los participantes en esta categoría.

El medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, Jairo Ruiz, fue el único inscrito en PTS5 (deportistas con discapacidad física leve) y completó los 750 metros de natación en las aguas del río Lérez, los 20 kilómetros en bicicleta y los 5 km a pie en 1:00.19. “La carrera me ha ido bastante bien, he estado muy cómodo y con buenas sensaciones en todo momento. Quizás no las esperadas, pero nos falta ritmo de competición. Aun así, estoy muy contento, las transiciones fueron rápidas y la prueba bien organizada dentro de un recinto vallado, con espacio suficiente para movernos”, ha comentado el andaluz. En la prueba femenina solo estaba Josefina Guimarey (1:38.12).

La vigente campeona del mundo en PTVI (ciegos o con deficiencia visual), Susana Rodríguez, ha tenido un buen estreno en casa con su nueva guía, Sara Loehr. Después de una dura preparación en altura en Sierra Nevada y tras algunos problemas de salud que ahora tiene bajo control, la viguesa ha demostrado estar en un buen momento de forma al parar en crono en 1:06.47. Gran inicio para esta dupla española, que aspira al oro en Tokio 2021. «Estoy contenta de volver a competir y con la carrera en general. Quizás la natación es lo que peor he hecho, pero con buenas sensaciones Sara. Con falta de chispa y ritmo de competición, pero satisfecha con el trabajo y esperando que pronto podamos hacer más carreras», ha asegurado.

Susana Rodríguez junto a Sara Loehr. Fuente: Fetri

El duelo más esperado llegaba en PTVI masculino entre dos parejas de triatletas que también pelearán por estar en el podio en los Juegos Paralímpicos. La victoria se la apuntó el tándem formado por el madrileño Jota García y el murciano Pedro Andújar, su nuevo lazarillo. Con 58 minutos y 29 segundos se impusieron al dúo integrado por el valenciano Héctor Catalá y el gallego Gustavo Rodríguez (1:00.31).

“Las sensaciones han sido muy buenas, sobre todo, cuando te pones el ‘tritaje’ y vuelves a la competición. El debut con Pedro ha sido inmejorable, campeones de España ante Héctor y Gustavo, que son los campeones del mundo. Hay que seguir trabajando y mejorando, pero este es un buen punto de partida, con mucha seguridad, confianza y feeling con mi guía, eso es lo que nos hará estar lo más arriba. Estoy muy agradecido a las federaciones española y gallega por el esfuerzo, tiene mucho mérito haber organizado esta prueba en la situación en la que estamos”, ha recalcado el actual campeón de Europa. Por último, en categoría PTSVII (deportistas con discapacidad intelectual), el marbellí Jorge Otalecu cruzó la meta en 1:13.31.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here