Histórico oro de Israel Blanco en la Copa del Mundo de bobsleigh

El piloto asturiano logra en Lake Placid (EE.UU.) la primera medalla dorada en la historia de este deporte en España.  

0
33
El piloto español Israel Blanco, oro en la Copa del Mundo de bobsleigh. Fuente: IBSF-Ģirts Kehris

No había visto nunca un trineo, tampoco había pisado la nieve, pero cuando su amigo Javier Pintado le habló del bobsleigh adaptado, no se lo pensó y quiso probar. A finales de 2014, un osado e intrépido Israel Blanco se marchó a Austria y tras recibir un cursillo acelerado se lanzó a más de 120 kilómetros por hora por un tobogán helado con un casco de moto que se le empañó nada más salir. Pese a no ver nada, aquella adrenalina le atrapó. Siete años después, el piloto asturiano ha hecho historia tras conquistar el oro en la Copa del Mundo de Lake Placid (EE.UU.).

Asentado en la élite de la Fórmula Uno del hielo, ya había pisado el podio en cinco ocasiones en esta competición, pero nunca el primer peldaño. La suya es la primera presea dorada que logra el bobsleigh español, inscribiendo su nombre junto a los de Alfonso de Portago y Luis Muñoz, que lograron la plata en el Mundial de 1957, así como al del cuarteto formado por Geni Baturone, José Cano, José Manuel Pérez y Guillermo Rosal, plata europea en 1970.

“Estoy flotando en una nube, no he podido ni dormir, es mi primer oro y estoy muy contento. Estaba tan nervioso que tuve que beberme seis botellas de agua porque no podía orinar para pasar el control antidoping”, ha comentado entre risas Blanco, que tiene amputada la pierna izquierda desde 1998, cuando con 21 años sufrió un accidente laboral trabajando como soldador de estructuras metálicas. La primera Copa del Mundo en la pista norteamericana le dejó un sabor agridulce tras ser cuarto (2:01.86), quedándose a 74 décimas del bronce que se llevó el suizo Christopher Stewart. La plata fue para el británico Corie Mapp y el oro para el estadounidense Robert Balk.

El español Israel Blanco en lo más alto del podio en la Copa del Mundo de Lake Placid. Fuente: ISBF-Ģirts Kehris

Pero en la siguiente jornada llegó la recompensa a su trabajo, fe y constancia. Enfundado en un casco amarillo de los ‘Minions’ y a los mandos de un monobobs rojo, el español brilló con un triunfo histórico. En la primera bajada se colocó en segunda posición tras completar el recorrido en 1:00.41. Espoleado por las buenas sensaciones, el corverano salió a por la victoria en la última bajada, en la que obtuvo el mejor registro (1:00.75) que le encumbraba a lo más alto. Los americanos Steven Jacobo y Balk le escoltaron en el podio.

“Me salieron dos bajadas de cine, limpias, rápidas y casi perfectas. Para nosotros este es el circuito más difícil porque volcar aquí es llevarte un trastazo grande. De hecho, hace tres años tuve un accidente y acabé en el hospital. Cualquier fallo te lleva a dar golpes en los laterales. De la curva 4 a la 11 es un continuo izquierda y derecha, no tienes tiempo para pensar. Y hasta la 16 es un laberinto, si lo haces bien es una gozada, pero como te equivoques no paras de chocar hasta el final”, ha explicado.

Esta es su sexta medalla en Copa del Mundo, ya que anteriormente ganó una plata y un bronce en Lillehammer en 2018, un bronce en Lake Placid el año pasado y otros dos bronces en Park City en 2017 y en 2020. Precisamente, a la ciudad de Utah se desplazará ahora para competir el 5 y 6 de diciembre. “A luchar otra vez y a ver qué sale. Es un circuito muy distinto, una pista más fácil con curvas muy largas y más abiertas”, ha añadido. En febrero tendrá un mes cargado con dos Copas del Mundo en Innsbruck (Austria) y en St. Moritz (Suiza), y cerrará el curso con el Mundial en Lillehammer (Noruega).

Su sueño es representar a España en unos Juegos Paralímpicos de Invierno, pero de momento tendrá que esperar ya que el bobsleigh no ha entrado en el programa de Milán-Cortina d’Ampezzo 2026. “No está descartado, están trabajando en ello, el Comité Paralímpico Italiano y la Federación Internacional de Bobsleigh y los organizadores de los Juegos están presionando para que entre. Después del palo que me llevé cuando nos dijeron que se quedaba fuera, prefiero llevarme una sorpresa antes que hacerme ilusiones y que luego sea un no”, ha apostillado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here