Los hermanos Álvaro y Daniel Gavilán, plata y bronce en la Copa del Mundo

Daniel y Álvaro Gavilán en la Copa del Mundo de Georgia.

Los judokas madrileños suben al podio en el tatami de Georgia en una prueba que sirve de test para las competiciones clasificatorias para los Juegos Paralímpicos de Tokio.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El tatami de Tbilisi (Georgia) ha sido la primera parada de la temporada para el judo español y las sensaciones que ha dejado son muy positivas. Álvaro Gavilán ha conquistado la medalla de plata en -73 kilos, mientras que su hermano Daniel Gavilán se ha llevado un trabajado bronce en -60 kilos. Esta Copa del Mundo ha servido como test de cara a los Grand Prix de Nottingham (Inglaterra) en abril y de Baku (Azerbaiyán) en mayo, pruebas que dilucidarán los billetes para los Juegos Paralímpicos de Tokio.

Álvaro Gavilán, que en el pasado mundial en Fort-Wayne (EE.UU.) consiguió el bronce, ha vuelto a ratificar su buen momento tras completar un torneo a un gran nivel ante los mejores del mundo. El judoka madrileño debutó con una victoria sobre el kazajo Yergali Shamey, después protagonizó un duelo de semifinales muy igualado ante el uzbeko Feruz Sayidov, número dos del ranking, al que derrotó. En la final empezó fuerte y decidido, tomando la iniciativa frente al kazajo Temirzhan Daulet, pero su rival logró vencerle con un ippon.

«La competición ha ido muy bien, me he sentido muy fuerte tanto física como mentalmente. Me queda un sabor agridulce porque no la he podido coronar con un oro, pero contento. También en semifinales fue ante uno de los mejores de la categoría, me había ganado en anteriores ocasiones y conseguí vencerle, así que doy un pasito más para estar entre los mejores. Hay que seguir entrenando para intentar clasificarnos para Tokio», ha comentado.

En -60 kilos Daniel Gavilán también ofreció un notable rendimiento. Solo se le escapó la primera contienda con el georgiano Zurab Zurabiani por dos sanciones. En la repesca ganó los tres combates, primero se impuso al kazajo Anuar Sariyev, número cuatro del mundo, después ganó por ippon al ucraniano Nykyta Omelchuk y en la pelea por el bronce se deshizo del georgiano Nukri Migrijanashvili con otro ippon.

En la misma categoría el onubense Borja Pahissa perdió con Migrijanashvili, luego venció por ippon en la repesca al uzbeko Fazliddin Odilov y cedió con el azerbaiyano Aliyev. Y en -66 kilos, el aragonés Sergio Ibáñez, subcampeón del mundo y bronce europeo, no tuvo un buen torneo. Empezó bien tras ganar por ippon en cuartos de final al kazajo Bauyrzhan Arstanbekov. En semifinales cayó con el georgiano Giorgi Kaldani y en la repesca con el ucraniano Davyd Khorava, número uno del ranking.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here