Noveno puesto para Israel Blanco en la Copa del Mundo de parabobsleigh

El piloto asturiano se queda a 44 centésimas de la medalla en St. Moritz. Este viernes tendrá una nueva oportunidad en el Europeo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Casi sin medios pero con mucha ilusión y ambición, Israel Blanco continúa su aventura en el tobogán helado a los mandos de su bobsleigh. El piloto asturiano ha firmado un Top 9 en la Copa del Mundo de St. Moritz (Suiza), quedándose a 44 centésimas del podio. El pionero español en esta disciplina deportiva tendrá este viernes una nueva oportunidad en el campeonato de Europa que se celebra en el mismo escenario.

El deportista corverano, que hace un mes hizo historia tras conquistar una plata y un bronce en la Copa del Mundo de Lillehammer (Noruega), solo pudo deslizarse con su trineo en seis ocasiones en los entrenamientos previos. Aun así, cuajó una buena competición, fue sexto en la primera manga con 1:15.58 y en la siguiente fue décimo con 1:15.78, por lo que terminó noveno en la general con un tiempo de 2:31.36.

Israel Blanco en St. Moritz. Fuente: IBSF / Girts Kehris

«He hecho las dos mejores bajadas de la semana en este circuito, al que acudía por segunda vez en mi carrera. La primera ha sido buena y limpia hasta las dos últimas curvas, que se me atragantaron pero quedé sexto -las medallas en este deporte son para los seis primeros clasificados-. Y en la segunda, hasta la mitad del recorrido, en la curva de la herradura salí tercero, iba bien pero toqué alguna pared y el puesto final ha sido noveno», ha relatado.

Buen rendimiento el que ha ofrecido el deportista corverano, que hasta hace unos días no sabía si podría competir en Suiza por la falta de ayuda económica. «Me había gastado todo mi presupuesto en las pruebas de Lillehammer y de Oberhof (Alemania), pero mi entrenadora, Oxana Tatchina -expiloto rusa-, afincada en Marbella, junto a unos amigos suyos han sufragado el coste del viaje y la Federación Española de Deportes de Hielo me ha pagado la inscripción de la carrera», ha explicado.

Blanco, que se mide en la ‘Fórmula Uno’ del hielo a rivales con mucho más rodaje y recursos, tratará de subir al podio este viernes en el Europeo, que también se disputa en St. Moritz. «Voy rápido y si no pego con ninguna curva puedo pelear por una medalla. Lo bueno es que ya sé en lo que fallo e intentaré solucionarlo, aunque es complicado realizar dos bajadas limpias porque no tengo experiencia en este circuito», ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here