Prueba de fuego para los ‘leones’ sobre ruedas en el Europeo C

0
40

La selección española de rugby en silla debuta en una competición internacional oficial del 3 al 5 de octubre en Oviedo con el objetivo de ascender de categoría.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Sin material adecuado y sin ideas de cómo jugar, los pioneros españoles del rugby en silla de ruedas crecieron siendo autodidactas. Hace unos seis años, un grupo de lesionados medulares en Madrid y otro en Barcelona dieron los primeros pasos para implantar en España un deporte que se creó en Canadá en los años 70. Con mucho esfuerzo, tenacidad y una incansable y persistente labor, no solo consiguieron crear una Liga, sino también una selección nacional, que tendrá su primera prueba de fuego internacional con la disputa del Europeo C.

El polideportivo Hermanos Cechini de Ventanielles (Oviedo) ya está engalanado para acoger del 3 al 5 de octubre la velocidad, los placajes y los ensayos de deportistas que rompen moldes. Edgar Escolán, Javier Quiles, Fernando Saz, Asier Domínguez, Marta Llauradó, Sergi Escobar, Toni Sánchez, Demetrio González, Marc Subirón, Raúl Mercado, Jairo Beses y Alberto Ruiz son los 12 jugadores que escribirán su nombre en la historia de este deporte en España.

Los ‘leones’ sobre ruedas, que estarán dirigidos por Nicolás Coste, un técnico francés veterano y con éxitos en Toulouse, por Paula Murillo y Ainhoa Rodríguez, se medirán a República Checa, Italia e Israel en un formato de todo contra todos para determinar el cruce de las semifinales y los dos finalistas subirán de categoría. “Lo afrontamos con mucha ilusión, con ganas de competir y de demostrar todo el trabajo realizado. Sabemos que tenemos enfrente a tres países con más años de experiencia y de desarrollo, pero desde la humildad nosotros vamos a darlo todo para conseguir el mejor resultado”, explica el coordinador nacional, David Campón.

Su empeño y arduo trabajo ha sido una de las claves para que esta disciplina se esté asentando y cuente con más adeptos. “Nos llevan muchos años de ventaja, pero vamos por el buen camino. Los chicos están como flanes, el 90% de los jugadores el único bagaje internacional que tiene es haber competido en el torneo AQRT de Ámsterdam en junio y otra competición en Cataluña, algunos apenas llevan un año entrenando. Pese a ello y con los pies en el suelo, vamos con mentalidad ganadora, podemos hacer un buen papel y ascender”, recalca.

Una de las referencias de la selección es Marc Subirón, que tras una década jugando al baloncesto en silla llegó al rugby, una disciplina que se adapta mejor a su movilidad. El barcelonés, campeón de Liga con el BUC y MVP del campeonato, tiene síndrome de Kniest, una enfermedad rara que limita el movimiento de todas las articulaciones del cuerpo, además de una pérdida auditiva y visual. Con su carácter indomable y talento derriba cualquier obstáculo en la cancha cada vez que se desliza a gran velocidad para atrapar el balón y anotar puntos.

Marc Subirón durante un entrenamiento.

“Es un honor poder escribir una de las primeras páginas del rugby en silla de ruedas español. Los 12 jugadores que estaremos en el Europeo lo haremos representando a otros que invirtieron mucho tiempo y recursos para traer este deporte a España, será un reconocimiento al trabajo de muchos compañeros que no estarán con nosotros”, apunta. Para el catalán, el torneo en Holanda este verano “fue un punto de inflexión, ahí empezó nuestra andadura, detectamos qué puntos teníamos que trabajar más y cuáles son nuestras fortalezas. Llevamos poco tiempo y en Europa nos sacan 30 o 40 años de diferencia y eso se nota en la pista, pero estamos motivados, podemos dar la sorpresa”.

Al ser su primer torneo oficial, todos tendrán que pasar por una clasificación funcional en base a su grado de discapacidad que va desde 0.5 (la más baja) a 3.5 puntos (más alta) y cada equipo, formado por cuatro jugadores, no podrá superar la suma de ocho puntos en el parqué al mismo tiempo. “Si apenas hay cambios el trabajo que hemos hecho no se verá afectado. Podemos plantarle cara a República Checa y a Italia, a priori los mejores, ya que Israel es la desconocida. Nuestras posibilidades de ganar pasan por la cohesión del grupo, si luchamos juntos conseguiremos el objetivo”, añade Subirón.

Otro líder de los ‘leones’ sobre ruedas es Asier Domínguez, que sufre paraplejia desde los cinco años por un tumor que le provocó la rotura de la médula en la cervical C5-C6. “Estamos ilusionados y con las expectativas de intentar dar lo máximo para conseguir el ascenso al Europeo B. Hemos empezado a dar nuestros primeros pasos, el seleccionador nos ha impuesto su estilo de juego, basado en una intensa defensa controlada con las transiciones. Con apoyo y trabajo podremos lograr que la selección cuente con más jugadores, es un deporte bastante joven, así que cuanto más incentivos haya, mejor será el rendimiento del equipo”, comenta.

El segundo capitán del combinado español, Javier Quiles, asegura que en el vestuario se respira un ambiente “de buen rollo, compañerismo y humildad. Somos novatos y nos enfrentamos a países con años de experiencia. Pero esto no quita que vayamos con las máximas ganas a comérnoslos a todos”. A los 14 años su vida dio un giro radical tras un accidente: “Estaba en casa de un amigo jugando con una pistola de su padre, que era militar, no pensábamos que estaba cargada y me disparó en el cuello. Tuve una lesión cervical que me afectó a las extremidades inferiores y superiores”.

El deporte se convirtió en la mejor terapia para superar su nueva situación, primero con la handbike y ahora con el rugby, con el que hará historia en Oviedo en la primera participación española en una competición europea. “Los inicios fueron duros por la falta de un material que es muy caro, no hay ayudas y arrancamos con sillas no oficiales. Hemos ido de menos a más en cinco años, primero empezó un equipo en Madrid, luego se creó otro en Barcelona que ha sido el que más se ha desarrollado, y con la suma del CAI Zaragoza o del Zuzenak y futuros como Valencia o Sevilla se han formado clubes que están dando importancia al rugby”, asevera Quiles.

Mezcla de varios deportes

El quad rugby, que es practicado por gente con tetraplejia, parálisis cerebral, triples amputaciones y personas con grandes discapacidades, es un deporte paralímpico que nació en Canadá en los años 70. Es una mezcla entre rugby, baloncesto y balonmano, se juega en una cancha de basket, con cuatro jugadores por equipo y el balón oval se sustituye por uno de voleibol para que su manejo sea más fácil. El contacto físico entre los deportistas no se permite, pero sí los bloqueos y placajes entre sillas, siempre y cuando no sean por la espalda. El objetivo consiste en llevar la pelota y atravesar la línea de fondo, entre dos conos. No es necesario posar el balón, basta con que dos de las ruedas atraviesen la zona para anotar un punto. Se puede pasar hacia delante y hay que botar y pasar el esférico después de 10 segundos como máximo.

Partidos del Europeo

Jueves 3:

República Checa vs Italia 10.00h

España vs Israel 12.00h

República Checa vs Israel 17.30h

España vs Italia 19.30h

Viernes 4:

Israel vs Italia 10.00h

España vs República Checa 12.00h

Semifinal 1 (2º vs 3º) 17.30h

Semifinal 2 (1º vs 4º) 19.30h

Sábado 5:

Partido por el bronce 11.00h

Final 17.00h

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here