Siete medallas para el triatlón español en el Europeo de Polonia

Oros para Susana Rodríguez-Sara Löehr, Dani Molina y Andrea Miguélez, platas para Rakel Mateo y Marta Francés, y bronces de Lionel Morales y Kini Carrasco. Quinto puesto para Jota García-Daniel Múgica, y sextos han sido Álex Sánchez Palomero y Jairo Ruiz.

0
88

Otra temporada más, nuevos objetivos y la ‘ParaTriArmada’ sigue exhibiendo el enorme nivel que le posiciona entre las potencias mundiales del triatlón. La selección española ha deslumbrado en el Europeo celebrado en Olsztyn (Polonia) con un botín de siete medallas (tres oros, dos platas y dos bronces), quedándose a solo una de igualar el resultado cosechado el año pasado en Valencia. Gran rendimiento en un campeonato exigente que sirve como primer ensayo para el gran reto del curso, el Mundial de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos).

Después de tocar la cima en la bahía de Odaiba en los Juegos Paralímpicos de Tokio y proclamarse campeonas del mundo en 2021, Susana Rodríguez y su guía Sara Löehr han sumado el único logro que les faltaba, el oro europeo con el que completan la triple corona en PTVI (ciegas o con deficiencia visual). Para la gallega es su tercer título continental ya que había vencido en 2014 en Kitzbühel (Austria) y en 2019 en Valencia.

La organización canceló la prueba de natación porque el agua en el lago Ukiel estaba a una temperatura de 5ºC, así que la competición se desarrolló como un duatlón. Rodríguez y Löehr salieron en cabeza en la carrera a pie y aunque en el segmento de bicicleta las británicas Alison Peasgood y Nikki Bartlett apretaron, la viguesa y la barcelonesa impusieron de nuevo su dominio corriendo hasta cruzar la línea de meta con un tiempo de 54 minutos.

“Estoy contenta por el título y por ver mejoras respecto a las Series Mundiales de Yokohama. Ha sido una carrera marcada por los cambios de planes hasta el momento de la salida ya que tuvo que ser en formato duatlón, y con unos últimos entrenos algo afectados por unas molestias en el glúteo derecho que no me permitió hacer todo lo que habría querido en estas últimas dos semanas. Ahora ya con la cabeza puesta en en la World Cup de A Coruña”, ha subrayado Rodríguez.

En PTS3 (discapacidades significativas) Dani Molina sigue siendo el rey tras conquistar su quinto Europeo consecutivo. Precisamente, ha logrado el oro el día en el que se cumplen 26 años del accidente de moto que sufrió y por el que tuvieron que amputarle la pierna derecha por debajo de la rodilla. “Ese día volví a nacer, tuve mucha suerte”, recalca. El triatleta alcarreño completó el recorrido en 55 minutos y 41 segundos para vencer al holandés Nico Van der Burgt.

“Ha sido un día complicado, quitaron la natación y han acortado las distancias un poco. En la primera carrera a pie fui rápido, sacando ventajas a los rivales. En bici mantuve la posición y cuando me bajé a correr disfruté de los 5.000 metros. Estoy muy contento, estoy trabajando bien y saboreando este camino hacia los Juegos Paralímpicos de París 2024”, ha explicado. En la capital francesa también espera estar Kini Carrasco, que se llevó la presea de bronce con 1:00.53.

“Ha sido difícil con mucho viento, lo he pasado mal en la bicicleta, pero luego me encontré bien corriendo. La valoración es muy positiva, estoy muy contento, es la primera vez que consigo un bronce en un campeonato de Europa y me sitúa más claramente en mi lucha por estar en los Juegos”, ha apuntado el extremeño, que estuvo como atleta en Seúl 1988, Barcelona 1992 y Sídney 2000. Este es su segundo metal en un Europeo tras la plata de 2017.

La joven Andrea Miguélez ha sido otra deportista que ha dejado su huella en la ciudad donde el astrónomo Nicolás Copérnico escribió parte de su obra sobre la teoría heliocéntrica del sistema solar. La madrileña, de 18 años, fue reclasificada en Polonia y le cambiaron de PTS3 a PTS4 (discapacidades moderadas), categoría en la que se ha estrenado con victoria. Todo lo que toca lo convierte en oro, ya ganó en la Copa del Mundo de A Coruña, en el Europeo de Valencia y en el Mundial de Abu Dhabi en 2021.

En Olsztyn se colgó el metal dorado con un registro de 1:01.57 tras mantener un bonito duelo con la también española Marta Francés, quien consiguió la plata (1:02.32) y sigue sin bajarse del podio en competición internacional. En PTS2 (deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie) Lionel Morales, quien llegaba tras ganar las Series Mundiales de Yokohama, alcanzó el bronce (58.59) y solo fue superado por el holandés Maurits Morsink y por el francés Jules Ribstein.

“Hizo mucho frío, que quitaran el agua me viene fatal porque se me cuela por medio el que ganó. Controlé al belga todo el camino y cuando salí a correr me hice con el tercer puesto. Si hubiese sido triatlón habría quedado segundo. No es lo que veníamos a hacer, pero salvamos los muebles”, ha comentado el lanzaroteño. Y la última medalla para España llegó gracias a la plata de Rakel Mateo en PTS2 femenina. La de Mungia (Vizcaya) tiró una vez más de pundonor y perseverancia para competir en territorio polaco después de recuperarse de una fractura de dos costillas. La triatleta vasca, que ha dejado de correr con muletas y ahora lo hace con prótesis en la pierna izquierda, paró el tiempo en 1:34.31, quedando por detrás de la italiana Veronica Yoko Plebani.

En PTVI masculino no hubo suerte y ninguna de las dos parejas españolas pudieron subir al podio. Jota García y Daniel Múgica fueron quintos (49.05), a un minuto del bronce, mientras que Héctor Catalá y Gustavo Rodríguez, quien llevaba en el dique seco desde la plata que lograron en Tokio por una lesión en el tendón de Aquiles, terminaron octavos (50.10). En PTS4 el salmantino Álex Sánchez Palomero fue sexto (54.46), la misma posición que ocupó en PTS5 (discapacidades leves) el almeriense Jairo Ruiz, quedándose a poco más de 30 segundos del bronce.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí