Test Tokio 2020. Conociendo a David Mouriz

0
28
Partido de grupo contra Japón con victoria de la selección Española de Baloncesto en silla

 

 

David Mouriz Dopico (Ferrol, 1982). Baloncesto. Medalla de plata en los Juegos de Río de Janeiro 2016.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

La primera imagen que tengo de unos Juegos Paralímpicos es la de Petra, la mascota de Barcelona 92.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Antes me llevaba la Play Station, ahora solo la Tablet o el móvil para estar en contacto con la familia o ver algo por Internet. También me llevo una tetera, junto a Jordi Ruiz me he aficionado a beber té.

Si gana una medalla en Tokio…

Sería la hostia, ir a tres Juegos y llevarme dos medallas, me volvería loco dando saltos con la silla en la pista -ríe-.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

No suelo hacer apuestas, el resultado final en el deporte es consecuencia del trabajo.

¿Un momento imborrable en unos Juegos?

Me quedo con el partido de cuartos de final en Río 2016 frente a Alemania, un encuentro a cara de perro que sacamos adelante sufriendo y que nos dejaba en la pelea por las medallas.

¿Alguna manía antes de competir?

Ponerme primero la rodillera y la zapatilla derecha.

Un defecto y una virtud

Soy muy cabezón, pero también un tío noble.

Una frase o lema.

‘Nunca choveu que non escampara’, me la dice siempre mi padre y quiere decir que, pese a que las cosas vayan mal, tú sigue adelante que al final saldrán las cosas.

De no haber practicado baloncesto, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

En Barcelona probé la handbike, hice muchos kilómetros con ella y me llama la atención, así que elegiría el ciclismo.

¿A quién retaría en su deporte?

A Berni Costas, que ha sido un gran compañero en Vigo y en la selección, solo por volver a estar en una cancha junto a él.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Tenía un póster de Ronaldo Nazario cuando jugaba en el FC Barcelona, soy muy culé.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Con ser futbolista.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer

Ganar una medalla en Tokio -ríe-.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué sería lo primero que haría?

Sentarme a dialogar con el presidente de la Generalitat para intentar solucionar el problema de Cataluña, tengo amigos allí y no es bueno para nadie estar así.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Jorge Lorenzo o Dani Pedrosa, soy un enamorado de las motos y me encantaría conocerles.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Pasar tiempo con la familia.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

El té y el chocolate.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

Soy muy malo en todas -ríe-, fregando los platos soy algo bueno, pero lo hago poco.

¿Qué suele ver en televisión?

‘La Resistencia’, me divierto con David Broncano.

Una canción que le motive

Cualquier tema de música house.

Reportaje. David Mouriz, un jugador con piel camaleónica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here