Test Tokio 2020. Conociendo a Joan Reinoso

0
48

Joan Reinoso Figuerola (Inca, 1991). Ciclismo. Debuta en unos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

La ceremonia de inauguración con el estadio lleno en Londres 2012.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

El cargador del móvil, eso no puede faltar, las zapatillas y el casco de competición.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería lo máximo, más que un sueño cumplido.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Raparme la cabeza o tirarme en paracaídas.

¿Un momento imborrable en su carrera?

Escuchar por megafonía este año en Portugal mi nombre como campeón del mundo. Y también el Mundial de Maniago (Italia) en 2018, gané la plata en la ruta y el bronce en la contrarreloj.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

Me voy tomando mucho el pulso para que no suba por los nervios -ríe-.

Un defecto y una virtud.

Soy muy cabezota e impaciente, y una virtud es mi constancia.

Una frase o lema.

‘Solo puede levantarse el que ha caído’. Lo llevo tatuado en el tobillo.

De no haber practicado ciclismo, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

Fútbol, aunque de joven ya lo practicaba y era un paquete -ríe-.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A algún futbolista, quizás a Cristiano Ronaldo o a Messi para que se diesen cuenta de lo difícil que es el ciclismo.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Tenía una colección de fotos sobre motos y algún dibujo de superhéroes.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Con ser bombero.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Tirarme en paracaídas.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Muchas cosas. Siendo suave y sin meterme en jaleos, en el ámbito deportivo igualaría las ayudas entre los olímpicos y paralímpicos, se va avanzando, pero aún existe una gran brecha.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

Por suerte ya conozco a algunos de mis ídolos, así que diría a mi abuelo Juan, de pequeño era un gran apoyo y le echo de menos.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Cuando me voy solo al mar o a la montaña en bicicleta, me da paz y disfruto del paisaje.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

El chocolate, es una droga -ríe-, la pasta, el pan y las verduras.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

Intento hacerlo lo mejor posible pasando la escoba, fregando o lavando los platos, pero no para ganar medalla -ríe-.

¿Qué suele ver en televisión?

Ciclismo, siempre veo carreras, soy un enfermo de este deporte. El Tour de Francia de este año me lo tragué entero -ríe-.

Una canción que le motive.

‘Demon fire’, de AC/DC y ‘Que se joda el viento’, de Marea.

Reportaje. Joan Reinoso, un rayo de esperanza sobre el triciclo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here