Test Tokio 2020. Conociendo a Juan Bautista Pérez

0
37

Juan Bautista Pérez González (León, 1969). Tenis de mesa. Plata por equipos en Río de Janeiro 2016. Disputa en Tokio sus segundos Juegos Paralímpicos

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, no me perdía los partidos del mejor jugador de la historia en tenis de mesa, el sueco Jan-Ove Waldner.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

La pala, va conmigo en la mochila, es muy personal, hasta hace poco jugaba con una que tenía 30 años. Tampoco puede faltarme una foto de mi mujer y de mis cuatro hijos.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería otro sueño más cumplido.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

La locura la estoy haciendo para ganarla, que es dedicarme en cuerpo y alma a entrenar. Continuaría haciendo lo mismo cada día durante los próximos cuatro años para llegar a París 2024.

¿Un momento imborrable en unos Juegos?

El desfile en la ceremonia de inauguración en el estadio Maracaná en Río de Janeiro 2016 y subir al podio con la plata por equipos.

¿Alguna manía antes de competir?

No soy maniático, no tengo rutina, lo único es que trato de salir muy concentrado.

Un defecto y una virtud.

Tengo el mismo defecto y virtud, soy muy cabezón, cuando persigo algo no paro hasta conseguirlo.

Una frase o lema.

Carpe Diem, aprovecha cada momento, es algo que sigo desde que me diagnosticaron la enfermedad.

De no haber practicado tenis de mesa, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

Siempre me ha gustado el tenis, pero en mi época era un deporte para ricos y me fui para el tenis de mesa -ríe-.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

A Rafa Nadal, es un ídolo y un ejemplo que siempre le pongo a los chavales a los que entreno.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Cuando era muy pequeño no tenía fotos en la habitación porque éramos una familia muy pobre, pero de mayor tenía imágenes de actrices, cantantes y de jugadores de tenis de mesa.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Policía o bombero, que me sonaban a héroe, hasta que empecé a jugar al tenis de mesa y soñaba con ser profesional.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Saltar en paracaídas.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué sería lo primero que haría?

Echaría a correr y me escondería, no sirvo para ser político -ríe-.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A personajes históricos como Julio César o Carlomagno, uno que conquista medio mundo con su caballo tiene que ser un tío interesante para preguntarle cómo se le ocurrió -ríe-.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Pasar tiempo con la familia, ir al cine o ver películas en casa.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

La fruta y el embutido.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En cuidar a mis hijos, en casa he cambiado muchos pañales -ríe-. La medalla de oro sería para mi mujer y yo me llevaría la plata.

¿Qué suele ver en televisión?

Me gusta ver programas sobre extraterrestres.

Una canción que le motive.

‘Corazón partío’, de Alejandro Sanz, me motiva mucho porque es una canción que escuchaba mucho un hermano que falleció.

Reportaje. Juan Bautista Pérez, el palista de talento inagotable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here