Toni Ponce se abona a la plata en el Centro Acuático de Tokio

El nadador catalán pierde el duelo en los 100 braza SB5 con el ruso Andrei Granichka, quien además le arrebata el récord del mundo con 1:25.13. Es la segunda presea plateada del español en los Juegos Paralímpicos.

0
68
Toni Ponce durante los 100 braza SB5, prueba en la que ha logrado la plata. Fuente: CPE.

Cuando Toni Ponce tocó la pared y volteó la cabeza hacia el marcador su cara no irradiaba felicidad plena. Sí, había ganado una plata, pero para él, un nadador ambicioso y voraz no era suficiente porque acababa de ser superado en su prueba predilecta, los 100 metros braza SB5. El ruso Andrei Granichka, su máximo rival en la piscina en esta modalidad, no solo se llevó el oro, sino que también le arrebató el récord del mundo.

En el Mundial de Londres 2019 ya había cedido ante él, aunque se quitó la espinita en el Europeo de Funchal (Portugal) en mayo, donde le ganó un pulso feroz con plusmarca incluida (1:25.46). En la batalla más esperada, en unos Juegos Paralímpicos, el ruso ha sido superior y se ha colgado la presea dorada con 1:25.13. Ponce, con 1:26.53 ha finalizado segundo, abonándose así a la plata en el Centro Acuático de Tokio ya que el miércoles logró el metal plateado en 200 libre.

El nadador dirigido por Jaume Marcé en el CAR de San Cugat fue mejor en los primeros 50 metros, salió como un trueno, a un ritmo de cuatro brazadas subacuáticas hasta ponerse en primera posición. Pero tras el viraje, Granichka, nadando a su izquierda, se subió a su ola. Desplegó toda su envergadura y le recortó distancias hasta adelantarlo y destrozar el récord mundial.  “Otra plata más, quien lo diría que sería dos veces subcampeón paralímpico, pero un poco agridulce”, ha comentado el barcelonés en la zona mixta.

Toni Ponce, plata en los 100 m braza masculino. Jaime de Diego / CPE.

“Hay que mirar bien la prueba para ver qué ha ocurrido. Sabía que había pasado más rápido que en la mañana, después la vuelta considero que la colocación y el estilo ha ido bien, noté que se acercaba Granichka e intenté dar el plus final y han saltado espasticidades y tembleques en las piernas, eso quiere decir que iba al límite y lo he dado todo. Aunque creo que lo podría haber hecho mejor, es un poco duro. Mi rival ha hecho un tiempazo, así que ahora hay que estudiar y trabajar bien para volver a quitárselo”, ha añadido Ponce.

Por otro lado, España se llevó tres diplomas más en la piscina. Miguel Luque ha sido cuarto con 2:45.78 en 150 estilos SM4, prueba en la que el balear Xavi Torres, quien volvía a unos Juegos nueve años después, ha acabado sexto con 2:47.74. Y en 150 estilos SM4, la burgalesa Marta Fernández ha quedado cuarta con 2:59.13, un tiempo que supone marca personal. La natación española acumula seis medallas, todas ellas de platas: Toni Ponce en 200 libre S5 y 100 braza SB5, Íñigo Llopis en 100 espalda S8, Óscar Salguero en 100 braza SB8, Luque en 50 braza SB3 y Marta en 50 mariposa S4 con récord del mundo (40.22 segundos).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here