Alberto Ávila, Desirée Vila, Gerard Descarrega y Eduardo Uceda, podio europeo

0
32

El madrileño alcanza la plata en 200 T64 y la gallega logra un bronce en salto de longitud T63. Doblete español con plata y bronce en 400 metros T11.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El atletismo español continúa dejando su huella en el estadio Zdzisław Krzyszkowiak a golpe de medallas. Tercer día de campeonato y España ya suma 15 preseas en el Europeo de Bydgoszcz (Polonia), el último test previo a los Juegos Paralímpicos de Tokio. Si por la mañana llegaron el oro de Miriam Martínez en lanzamiento de peso F36, la plata de Sara Martínez en salto de longitud T12 y el bronce de Sara Andrés en 100 metros T64, en la jornada vespertina fueron Desirée Vila, Alberto Ávila y las parejas formadas por Gerard Descarrega-Guillermo Rojo y Eduardo Uceda-Jorge Gutiérrez los que han subido al podio continental.

Una sobresaliente actuación de los franceses Timothee Adolphe y Jeffrey Lami impidió que sonara el himno español en la prueba de los 400 metros T11. Con un tiempo de 50.76, el tándem galo se llevó el duelo frente al tarraconense Descarrega y su guía Rojo, que cruzaron la meta en 51.80 segundos. Sensación agridulce para el atleta catalán, que siempre que pisa el tartán muestra esa ambición y voracidad que lleva en el ADN, pero esta vez no pudo superar a uno de los rivales más duros a los que se ha enfrentado a lo largo de su trayectoria.

La pareja española, que esta temporada trasladó a Sevilla para entrenar con el grupo de Luis Rodríguez en La Cartuja, no ha podido revalidar la corona europea que logró en Berlín 2018, aunque el gran objetivo es el oro en los Juegos Paralímpicos. Esta es la segunda presea que consigue Descarrega en Polonia, ya que en salto de longitud también se colgó la plata. Y el sábado peleará por la victoria en los 100 metros. Al podio del 400 T11 también subieron Eduardo Uceda y su guía Jorge Gutiérrez con un bronce en su estreno europeo. Gran rendimiento el de los madrileños, que fueron terceros con 52.80, a menos de un segundo de la mínima B para Tokio.

Otro bronce firmó Desirée Vila en salto de longitud T63, el primer metal internacional de su corta carrera. En 2018 apareció en el Europeo de Berlín cuando apenas llevaba unos meses dando brincos sobre el foso de arena y quedó sexta con 2.74 metros. Tres años después, la gondomareña ha confirmado su enorme progresión colándose entre las tres mejores del Viejo Continente tras alcanzar 4.23 metros, que supone mejor marca personal y récord de España.

La gallega, que ya tiene la mínima A para la cita paralímpica en Japón, ya avisó hace un par de semanas en el Meeting de Basauri de su buen momento de forma cuando hizo 4.17 metros, un resultado que le dio un extra de motivación para encarar el Europeo. Desirée comenzó el concurso con 4.02, luego llegó a 4.13 y 4.08 sin pisar la tabla de batida. En el quinto llegó la explosión de júbilo cuando vio reflejado en el panel los 4.23 metros. Solo fue superada por la italiana Martina Caironi, que batió la plusmarca mundial con 5.06, y por la suiza Elena Kratter, plata con 4.30.

El colofón a la jornada lo puso Alberto Ávila, que vio recompensado su trabajo, potencial y valentía con una plata en los 200 metros T64, su primera medalla en un Europeo absoluto. El nivel del madrileño aumenta cada temporada, como así lo demuestran sus tiempos sobre el tartán. El miércoles se quedó a las puertas del podio con un cuarto puesto en los 100 metros y ahora se ha proclamado subcampeón de Europa y con mejor marca personal tras parar el crono en 23.73 segundos. El holandés Levi Vloet ganó el oro con 23.47, mientras que el bronce fue para el griego Michail Seitis (23.98). Por su parte, Tania Castillo acabó sexta en 200 T37 y Carlos Javier Pérez fue descalificado en 400 T47.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here