Baie-Comeau, última prueba para los españoles antes del Mundial

La localidad canadiense cierra la Copa del Mundo de ciclismo paralímpico. España acude a la cita con 13 deportistas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de ciclismo adaptado regresa al asfalto para disputar la tercera y última prueba de la Copa del Mundo en Baie-Comeau (Canadá) con el objetivo de estirar su gran rendimiento esta temporada. Tras los buenos resultados cosechados en Corridonia (Italia) con siete medallas y en Ostende (Bélgica) con diez metales, el equipo capitaneado por Félix García Casas afronta un test de nivel antes del Mundial en Holanda en septiembre.

En la carretera canadiense España consiguió un gran botín el año pasado con 11 preseas. Uno de los más destacados fue Sergio Garrote, que se colgó el primer oro de su carrera deportiva. Aquella cita fue un punto de inflexión ya que desde entonces, el handbiker catalán no se ha bajado del primer peldaño del podio. Este año se ha impuesto en la contrarreloj y en la ruta en dos Copas del Mundo y en dos Copas de Europa en categoría H2.

El valenciano Ricardo Ten. Fuente: RFEC

«Mi mayor expectativa siempre es ganar. Llego como líder del ranking UCI, algo que te sitúa en el punto de mira de todos tus oponentes, pero estoy más relajado y preparado para hacerlo lo mejor posible. Tendré a un rival nuevo de China que no conocemos y habrá que estar pendiente. Es un circuito que puede beneficiarme porque tiene una subida bestial y guardo un buen recuerdo del año pasado, en el que gané por primera vez», ha explicado. También disputará el Team Relay junto a Luis Miguel García-Marquina e Israel Rider (H3).

La competición arrancará el jueves 8 con la contrarreloj para las handbikes y los triciclos, con la participación de Gonzalo García Abella (T1) y Joan Reinoso (T2), favoritos al oro en la crono y en la ruta. El viernes será el turno para las bicicletas y los tándems, con opciones de medalla en C1 con Ricardo Ten, que llega en plenas condiciones físicas tras su estancia en el CAR de Sierra Nevada durante más de 20 días, con rodajes hasta el Pico Veleta.

El navarro Eduardo Santas. Fuente: RFEC

«Estoy muy contento de cómo ha ido la preparación, como nadador había hecho concentraciones en altura y funcionaron bien, esta es la primera que hago como ciclista. Estoy ilusionado con esta Copa del Mundo, es importante y va a decirnos más o menos el nivel para afrontar el Mundial de septiembre. Estoy afinando mucho, hemos sido capaces de aguantar cada entrenamiento al ritmo propuesto por el entrenador Eloy Izquierdo y soy optimista, espero que salga bien y que no tengamos lesiones», ha comentado el valenciano, que ha estado en el centro granadino junto a Maurice Eckhard (C2), que también estará en Canadá.

En C4 competirá el andaluz Óscar Higuera y en C3 Eduardo Santas, segundo en el ranking UCI y que peleará por llevarse la victoria. «En junio y en julio he competido con los élites con mi equipo Fundación Euskadi, tengo ritmo y estoy con ganas. Tengo opciones de ganar la general de la Copa del Mundo ya que nunca antes lo he conseguido y me hace mucha ilusión. Espero rendir bien y tener un buen resultado en las dos pruebas», ha asegurado el navarro.

En tándems, Adolfo Bellido y Noel Martín ocupan el cuarto puesto en el ranking tras su buen papel en las anteriores Copa del Mundo, con dos cuartas posiciones en Corridonia y un bronce en Ostende. Tras superar un bache por problemas personales que le llevaron a replantearse si continuar o no con su carrera deportiva, Bellido está cargado de confianza y motivación para esta prueba en Baie-Comeau.

El tándem Ignacio Ávila-Joan Font. Fuente: RFEC

«Venimos de ganar dos Copas de Europa y de sacar puntos en Copa del Mundo pese a los percances que hemos tenido. No será fácil, los rivales están fuertes, pero con presión siempre nos crecemos. Queremos dar el máximo, encontrar el equilibrio perfecto, salir a darlo todo, recoger un buen botín y subir al podio. Hay margen de mejora, aunque nuestro principal objetivo es el Mundial», ha recalcado el andaluz.

El otro tándem español es el formado por Ignacio Ávila y Joan Font, que buscará resarcirse de sus resultados este año. «Será un buen test para saber si el trabajo de este mes y medio está dando sus frutos. Para nosotros hubo un antes y un después con la Titan Desert, superamos el reto y ganamos una etapa, nos lo dejamos todo en el desierto y vino un bajón de forma muy fuerte. Ahora hemos reseteado para volver a estar arriba. Hemos hecho una inversión de 20.000 euros en un nuevo tándem de carretera que debería igualarnos a nuestros rivales británicos, holandeses y polacos. Esperamos estar en plazas de podio y salir reforzados para el Mundial», ha añadido Ávila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here