Dani Caverzaschi, campeón del Fundación Emilio Sánchez Vicario

El tenista madrileño conquista su tercer torneo de la temporada tras vencer en la final al japonés Daisuke Arai por 6-3 y 6-2.

0
121

 

 

Volcánico, valiente y con amplios recursos, Dani Caverzaschi impuso su ley en la Ciudad de la Raqueta para llevarse el Fundación Emilio Sánchez Vicario de tenis en silla de ruedas, torneo que en su novena edición ha subido a categoría ITF2. El jugador madrileño se desenvolvió con autoridad y se mostró certero, agresivo y rápido en cada uno de sus golpes y movimientos para lograr la victoria en la final frente al japonés Daisuke Arai por 6-3 y 6-2.

El español, situado en el puesto 18 del ranking mundial, ha cuajado una brillante competición de la que sale fortalecido para afrontar el último tramo de preparación de los Juegos Paralímpicos de Tokio. El pupilo de Ana Salas sigue emitiendo muestras evidentes de su mejoría esta temporada tras conquistar por tercera vez en su carrera este torneo en individuales. En octavos arrolló a su compañero de selección, el catalán Quico Tur por un contundente 6-2 y 6-0.

En cuartos de final le tocaba medirse al nipón Takuya Miki, cabeza de serie número uno y un rival al que le cuesta hincarle el diente. En los 10 enfrentamientos anteriores solo le había vencido en dos ocasiones. Esta vez, con corazón, garra y una zurda creativa, Caverzaschi ganó una batalla durísima que duró casi cuatro horas y después de una gran remontada (3-6, 7-6 y 6-4).

En semifinales le esperaba el holandés Maikel Scheffers, otro tenista situado por delante de él en el ranking y que en los 12 duelos previos le había derrotado ocho veces. Henchido de confianza en su juego, el madrileño ganó por 7-6 y 6-1. Solo le quedaba un pasito para alzar su tercer trofeo del curso -en mayo se llevó el Kros Medical Open de Antalya en individuales y el Open de Barcelona en dobles-.

Enfrente, otro japonés, Daisuke Arai -19 del mundo-, quien había tumbado en semifinales al vigués Martín de la Puente. Era la primera vez que se veían las caras en un partido de ‘singles’ ambos tenistas -en dobles se habían enfrentado varias veces- y Caverzaschi no pudo tener mejor estreno. Con solidez, carácter y andanadas que salían de su exquisita zurda se apuntó el triunfo con solvencia por 6-3 y 6-2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here