El ciclismo en carretera abre su telón con la Copa del Mundo

Ostende (Bélgica) y Elzach (Alemania) serán las dos primeras pruebas internacionales de la temporada. España acude con 13 ciclistas, entre ellos, los medallistas paralímpicos en Tokio Sergio Garrote, Ricardo Ten, Luis Miguel García-Marquina y el tándem Christian Venge-Noel Martín.

0
86

El ciclismo en carretera vuelve a rodar en competición internacional tras los Juegos Paralímpicos de Tokio y abre su telón con dos pruebas de la Copa del Mundo, en Ostende (Bélgica) del 5 al 8 de mayo y una semana después en Elzach (Alemania). La selección española, que cosechó cuatro medallas (un oro y tres bronces) en el circuito japonés Speedway de Fuji durante la cita paralímpica, acudirá con 13 deportistas.

Para estos primeros eventos del nuevo ciclo, el técnico nacional, Félix García Casas, ha reclutado al grupo con el que viene contando en los últimos años, con alguna novedad. En bicicletas estarán Ricardo Ten (C1), Maurice Eckhard (C2), Eduardo Santas (C3), Óscar Higuera (C4), Juan Alberto Jiménez (C4) y Juan Antonio Sánchez (C5). En triciclos competirán los dos habituales, Gonzalo García Abella (T1) y Joan Reinoso (T2), en handbike lo harán Sergio Garrote (H2), Luis Miguel García-Marquina (H3) e Israel Rider (H3), y en tándems la pareja Christian Venge-Noel Martín. Podría sumarse Joan Sanso, que tendrá que pasar una clasificación funcional.

Por su rendimiento, colección de éxitos sobre el asfalto y apetito voraz, Garrote se ha convertido en una de las referencias del equipo español. En agosto dejó su rúbrica indeleble en la historia de los Juegos tras alcanzar la presea dorada con una exhibición en la contrarreloj, pero es un ciclista inconformista y siempre quiere más, está preparado para continuar devorando medallas. “Hemos hecho un exquisito trabajo en pretemporada, no me ha relajado nada ser campeón paralímpico, más bien lo contrario, la ilusión es mayor y voy a por todas”, ha comentado.

En los dos años anteriores al barcelonés se le escapó el título mundial, pero no es algo que le obsesione, sabe que está cada vez más cerca de su otro sueño tras ganar en unos Juegos. “Me queda un maillot arco iris por conquistar, pero un oro paralímpico le resta valor a ser campeón del mundo, no pensé que la repercusión fuese tan grande. Eso no quita que pelearé más que nunca por él, aunque sin ninguna presión”, ha reconocido.

En la prueba de Team Relay volverá a competir con Israel Rider y con Luis Miguel García-Marquina, un obrero de la handbike que está a la altura de los mejores y que firmó un gran 2021 con tres medallas en el Mundial de Cascais (Portugal) y un bronce en Tokio. “Ha sido una pretemporada larga y dura, hemos modificado el trabajo de fuerza y a ver cómo influyen esos cambios en la competición. Voy con las máximas expectativas, soy optimista por naturaleza, pero también con incertidumbre por saber si este nuevo tipo de preparación me permite arañar segundos al crono y conseguir los objetivos, que no son otros que ganar”, ha explicado el taranconense.

Ricardo Ten arranca su quinta temporada en ciclismo y confía en seguir sumando metales a su brillante palmarés: 16 medallas en Copa del Mundo y seis en campeonatos mundiales en carretera. Después del mal trago en Tokio tras quedarse a las puertas del podio -sí ganó un bronce en la velocidad por equipos en el velódromo-, el valenciano regresa con más brío y ambición. “Lo positivo que saqué de aquellas circunstancias es que en el deporte puede suceder de todo, te hace estar más preparado para la siguiente oportunidad y que hay que luchar siempre hasta el final”, ha dicho.

“Las afronto con muchas ganas, ha pasado un periodo muy largo después de los Juegos y tenía ganas de competir al máximo nivel para conocer a nuestros rivales y empezar a situarnos internacionalmente. En estas dos pruebas intentaré estar en el podio, sabemos que la crono será complicada en Ostende porque el circuito no me favorece, pero en la ruta lucharé por medalla. Las dos grandes citas este año son los mundiales de carretera en agosto en Canadá y el de pista en octubre en París”, ha añadido.

Con la miel en los labios se quedó Joan Reinoso en su debut paralímpico en la ciudad japonesa tras lograr dos cuartos puestos. El balear, campeón del mundo en triciclo T2, se ha recuperado de una lesión del brazo y aspira a las medallas: “En pretemporada me rompí el radio y el codo y tuve que empezar de nuevo, pero llego a tiempo para la competición, he podido entrenar bastante fuerte. Lo de Tokio fue una decepción personal, pero me dio más fuerza para seguir adelante. Tenemos un mes cargado y espero hacerlo lo mejor posible y ver en qué puntos habrá que trabajar de cara al objetivo principal que es el Mundial”.

Y después de un 2021 inolvidable con un oro en el campeonato del mundo de Portugal y un bronce en Tokio, Christian Venge y Noel Martín quieren continuar en esa dinámica positiva y estar entre los mejores. “Hemos comprado un tándem de carbono y que tiene frenos de disco, es una mejora sustancias y ahora habrá que probarlo para saber si la máquina va bien y estamos al nivel de los contrincantes”, ha informado el ciclista castellonense.

“Nuestra prueba será la ruta, aunque dependiendo de cómo nos acoplemos al tándem, en la contrarreloj podemos tener opciones, estamos fuertes. Si bien es cierto que Noel tuvo un accidente hace unas semanas y se rompió el dedo anular, y aunque ya está entrenando bien, tampoco estamos a tope. Nuestro objetivo principal será el Mundial de carretera en Canadá, allí nos jugamos todo en dos días, ya que depende del resultado tendrás una beca o no. En el Mundial de pista en octubre tenemos menos opciones, pero si no van los favoritos intentaremos hacer un buen puesto”, ha apostillado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí