Israel Blanco cierra la Copa del Mundo en Park City con un bronce

0
28

El piloto asturiano de parabobsleigh logra su tercera medalla de la temporada en esta competición.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Israel Blanco ha vuelto a dejar su rúbrica en la élite del parabobsleigh tras conquistar la medalla de bronce en la Copa del Mundo de Park City (Utah). El pionero español de la ‘Fórmula Uno’ del hielo ha brillado sobre el circuito estadounidense en la última prueba de la temporada en esta competición con un nuevo podio, que le permite finalizar en el octavo puesto de la clasificación general. Un resultado nada desdeñable teniendo en cuenta que se mide a rivales más experimentados y que solo pisa la nieve para entrenar los días previos a una carrera.

El piloto asturiano se desquitó de la jornada del sábado, cuando solo pudo terminar noveno (1:51.02) tras un día aciago por las condiciones meteorológicas y no pudo ratificar las sensaciones positivas que le dejaron los entrenamientos. “Fue horrible, el hielo no estaba como en los entrenos, estaba súper rápido y resbaladizo, todos tuvimos problemas para pilotar, sin hacer trazadas limpias y pegando en los muros. Al final las medallas las ganaron los que menos errores cometieron, aun así, me quedé a 18 centésimas del sexto puesto y a 26 del bronce”, ha explicado.

Israel Blanco en el podio en Utah.

Al día siguiente el tobogán helado presentaba un mejor aspecto y Blanco lo aprovechó para mostrar su destreza y talento a los mandos de su trineo para conquistar el bronce. A más de 118 kilómetros por hora, el deportista corverano completó las dos mangas en 1:54.76 y solo se vio superado por el canadiense Lonnie Bissonnette (1:54.47) y por el sueco Sebasdtian Westin-Vippola (1:53.76).

“Hice una buena primera bajada, quedé segundo a nueve centésimas del primero y en la segunda tuve un pequeño fallo y terminé quinto. Estoy muy contento con la carrera, aunque me llevé un disgusto muy grande con la prueba del sábado”, ha recalcado. El español ha terminado octavo en la general de la Copa del Mundo con 1.466 puntos. Este curso empezó con un décimo y un décimocuarto puesto en Lillehammer (Noruega), después no tuvo suerte en Oberhof (Alemania), quedando la posición 19 y en la 16, subió al podio en St. Moritz (Suiza) con una sexta plaza, mientras que en Lake Placid (Nueva York) se llevó también un bronce, al igual que en esta ocasión en Utah.

Blanco quiere ponerle el broche a la temporada con una buena actuación en el Mundial que se celebrará a finales de marzo en Lillehammer. “Allí fui plata y bronce el año pasado, así que tengo esperanzas de poder luchar por el podio”, ha añadido el piloto, que continúa codeándose con los mejores en una disciplina a la que llegó a finales de 2014 cuando Javier Pintado le propuso unirse a la aventura del ‘Spanish Bobsleigh’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here