La selección española de ciclismo se conjura en Altea

0
21

Primera concentración poscovid para los ciclistas, que servirá para trazar la estrategia de cara los Juegos Paralímpicos. Félix García Casas ha llamado a 13 deportistas para la cita en la localidad alicantina.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de ciclismo en carretera ya rueda en Altea (Alicante). Sin Juegos Paralímpicos y sin pruebas internacionales a la vista, la primera concentración poscovid supone el mayor acicate para los ciclistas esta temporada. El stage permitirá a los deportistas disfrutar de cinco días de intensos entrenamientos por los recorridos espectaculares que aguarda la provincia alicantina y servirá para trazar la hoja de ruta de cara al gran objetivo: Tokio 2021.

El hotel Cap Negret será el centro de operaciones de los pupilos de Félix García Casas, que para esta cita ha reclutado a 13 deportistas. En bicicletas estarán Ricardo Ten (C1), Maurice Eckhard (C2), Eduardo Santas (C3) y Óscar Higuera (C4), en handbiker acuden Sergio Garrote (H2), Israel Rider (H3) y Luis Miguel García-Marquina (H3), en triciclos Gonzalo García-Abella (T1) y Joan Reinoso (T2), mientras que los tándems serán los formados por Ignacio Ávila-Joan Font y Ginesa ‘Kuki’ López e Irene Méndez. La gran ausencia es la de la dupla Adolfo Bellido-Noel Martin, vigente subcampeona del mundo en ruta.

El handbiker Sergio Garrote. Fuente: RFEC

“Es una concentración de alto rendimiento para retomar la actividad de la selección con la idea de pensar ya en Tokio. Será una toma de contacto ya que la última vez que nos juntamos fue en el Mundial del año pasado en Emmen (Holanda). Queremos planificar lo que queda de año y sentar las bases para los Juegos Paralímpicos, que es nuestro gran reto”, explica el seleccionador nacional. El resto del cuerpo técnico lo integran Begoña Luis, Alfredo Sánchez, José Luis Cuñado, Ricardo Miguel, Gustavo José Mena, Pablo Prieto y Martín Fuentes.

Pese al largo periodo de parón por la emergencia sanitaria de la Covid-19, García Casas asegura que los ciclistas “están muy fuertes y si hubiese una competición ahora mismo estarían preparados para afrontarla con garantías. Han trabajado mucho con el rodillo en casa durante el confinamiento, así que físicamente están muy bien. Lo único malo es que el regreso se les está haciendo muy largo al no tener objetivos a corto plazo. Para ellos esta concentración es muy importante, les sirve de revulsivo ya que cambia la rutina que llevaban”.

Del 5 al 9 de agosto realizarán entrenamientos de acondicionamiento en carretera, jornadas de gran intensidad, varios test de rendimiento, diferentes controles de salud y charlas técnicas. Todo ello se desarrollará bajo estrictas medidas de seguridad debido a la alerta sanitaria, por lo que todos los participantes han sido sometidos a pruebas de PCR. “Vamos a aprovechar para hacer importantes cargas de trabajo, tanto bicicletas como tándems tendrán similares recorridos por la montaña, mientras que las handbikes y los triciclos irán por rutas más adecuadas. Por el clima y el terreno es un lugar idóneo para su puesta a punto”, añade el seleccionador.

El ciclista valenciano Ricardo Ten. Fuente: RFEC

Sergio Garrote cuenta los días para volver a ponerse el dorsal y pedalear con su handbike para seguir encaramado en lo más alto del ranking mundial. El catalán firmó un 2019 brillante con victorias en dos Copas del Mundo y en dos Copas de Europa, así como un doblete plateado en el Mundial de Emmen. “Dadas las circunstancias, los entrenamientos los estoy llevando muy bien, bajo todo lo que Jesús Ruiz me va aplicando y lo que hemos aprendido en tiempos de confinamiento. Me encuentro físicamente bien, preparado para competir”, asegura.

La concentración con el equipo español la afronta “con mucha ilusión, llevaba 11 meses sin estar con mis compañeros y con el staff técnico. Esta pandemia nos enfrenta a una nueva situación y a un protocolo a seguir con medidas a tomar. Estamos con incertidumbre ante un calendario que baila en cuanto a fechas con pruebas suspendidas y aplazadas. Me encanta entrenar día a día, pero me considero un corredor que se prepara para competir, ese es mi objetivo. Ahora mismo no tenemos eso y lo llevo bien porque me motivo en los entrenos”.

Otro baluarte de la selección es Ricardo Ten, que en apenas tres años se ha erigido en un ciclista todoterreno, capaz de ofrecer un nivel muy alto tanto en el velódromo como en el asfalto. De hecho, el año pasado se convirtió en el primer español en ganar en una misma temporada un oro en los mundiales de pista y de carretera. Y a principios de curso logró dos metales dorados, una plata y un bronce en el Mundial de Milton (Canadá), resultados que le situaba entre los favoritos para el podio de Tokio en ambas modalidades. Durante estos meses no ha dejado de pedalear y así lo atestigua su gran momento de forma.

El tándem Ignacio Ávila-Joan Font. Fuente: RFEC

“Estamos entrenando bastante bien, hemos estado concentrado en altura en Sierra Nevada casi tres semanas para ponernos a tope y después tres días con mi equipo -Koryo Car Hyundai- en Valdelinares (Teruel) acumulando kilómetros en montaña. Esta concentración con la selección es una manera de juntar al equipo y de estar motivados a falta de competiciones. El calendario está parado, la única prueba a la vista es la Copa de Europa de Cáceres (17-18 de octubre), pero habrá que ver cómo evoluciona todo para saber si se hace. Llevamos con resignación el estar entrenando sin ningún objetivo”, recalca el valenciano.

Ignacio Ávila tampoco ha parado entre el rodillo y las salidas por carretera junto a su piloto Joan Font. “Los entrenamientos los estamos afrontando con una relativa intensidad, sin pasarnos. La concentración nos va a dar aire para salir de la rutina y volver a entrar en esa rueda como si fuésemos a competir. Nos dará vida, una sensación de despegar y reencontrarnos con los compañeros. Serán días duros en Altea, se harán test para saber nuestro perfil de potencia y el estado en el que nos encontramos”, apunta el campeón del mundo y plata en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. “Se echa de menos la competición, que es la salsa del deporte. Parece que se va oyendo algo, algún campeonato en septiembre u octubre, pero todo está cogido con pinzas, dependerá de cómo vaya evolucionando la pandemia”, apostilla Ávila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here