‘Miki’ Sánchez: «El fútbol me ayuda a superar la ceguera»

Tras quedarse ciego hace dos años por una tensión ocular, el joven jugador balear debutará con la selección española en el Mundial de Madrid.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Miguel Ángel Sánchez ‘Miki’ creció con un balón por las calles de Mahón y en las instalaciones deportivas del CD Menorca, el fútbol era su pasión. Pero su vida dio un giro de 360 grados cuando una tensión ocular le reventó la vena del nervio óptico. La ceguera total llegó de golpe después de 16 años viendo con normalidad. Con el fútbol aprendió a encender una luz diferente y en unos días estará con la selección española en el Mundial de Madrid.

Miki Sánchez. Fuente: Fernando Ruso

«Recuerdo que estaba en casa y me desmayé. Cuando me desperté estaba en el hospital y sin ver. Fue un cambio drástico, es duro saber que no volvería a ver. Era un adolescente que estaba empezando a descubrir la vida, pero no podía hundirme ni tenerle miedo a lo que se me presentaba, así que asumí mi nueva situación y me levanté», relata el deportista balear.

Tuvo que empezar de cero, cosas tan básicas como comer, vestirse o ir al baño se convirtieron en obstáculos. «Fui al colegio de la ONCE en Madrid para aprender Braille, las tareas del día a día y saber moverme. Es cómo vivir en un mundo nuevo», asegura. Y el fútbol se ha convertido en un pilar importante para combatir la oscuridad. «Una de mis preocupaciones era que ya no iba a golpear más un balón, pero cuando supe que existía el fútbol para ciegos, de nuevo me ilusioné. Me ayuda a superar la ceguera», recalca.

Jugó durante ocho años en las categorías inferiores del Menorca, «era un extremo rápido, me gustaba correr por la banda y echarme balones en largo», dice. Su primer contacto con este deporte lo tuvo en Granada, de dónde procede su familia, con el ex futbolista del Real Madrid y ahora en las filas del Nápoles, José Callejón. «Lo conocí en persona, cuando era pequeño jugaba con él en el parque y me enseñó muchas cosas», explica.

Miki Sánchez. Fuente: Fernando Ruso

Apenas lleva un año jugando al fútbol para ciegos en el equipo BNFIT ONCE Madrid y confiesa que los inicios no fueron fáciles. «Me costó trabajo acostumbrarme al balón de cascabeles, al principio estaba desorientado y perdido. Es algo muy distinto a lo que había hecho antes, hay que tener habilidad para llevar controlada la pelota con ambas piernas y buen oído para escuchar las instrucciones del entrenador, del guía y del portero y al mismo tiempo ejecutar la jugada. Cada vez que juego me siento libre, me ha quitado el miedo para moverme por las calles y saber esquivar los obstáculos», comenta.

Su osadía y condición física no pasaron desapercibidas para los técnicos de la selección española, que empezaron a contar con él en las concentraciones. El pasado mes de marzo en un torneo amistoso en Turquía, el seleccionador Jesús Bargueiras le hizo debutar: «Me sentí muy feliz y orgulloso cuando me puse la camiseta de España».

Ahora, del 7 al 17 de junio será uno de los 10 jugadores que formará parte de ‘La Roja’ en el Mundial que se disputará en Madrid, donde España se medirá en el grupo A con Tailandia, Marruecos y Turquía. «El equipo está con ganas, no será fácil pero vamos a pelear por medallas. No soy un goleador pero puedo aportar trabajo e ilusión, aunque juegue dos minutos, voy a dejarme la piel en el campo. Estar en el Mundial ya es un sueño», añade ‘Miki’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here