Ricardo Ten afronta un nuevo reto en el velódromo

0
26
El ciclista valenciano, Ricardo Ten, durante un campeonato en el velódromo. Foto: José M. Martín

El deportista valenciano debuta en un Mundial de ciclismo en pista con opciones de medalla en las pruebas de persecución y kilómetro.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tras 22 años en la élite de la natación con seis medallas en Juegos Paralímpicos y 29 entre europeos y mundiales, Ricardo Ten decidió cambiar el gorro y el bañador por el maillot y la bicicleta. Su irrupción en el ciclismo no pudo ser mejor: bronce en Copa del Mundo y plata en el Mundial de carretera. Ahora afronta un nuevo desafío, estar entre los mejores en el campeonato del mundo en pista en Río de Janeiro.

“No me esperaba estos resultados tan pronto. Mi idea era ir poco a poco, sin correr demasiado, aprender de esta nueva disciplina, aunque este mundo no era desconocido para mí, pero nunca me lo había tomado de forma tan seria”, relata el polifacético deportista.

Con una bici derribó el primer muro cuando salió del hospital tras el accidente que sufrió con ocho años. Un cable de alta tensión que rozó le dejó el 75% de su cuerpo quemado y una amputación de los dos brazos y una pierna. Su obsesión era saber si podría volver a montar. Ahora, más de 30 años después es uno de los ciclistas referentes de la selección española.

Su adaptación ha sido rápida y su progresión meteórica. Hace unas semanas revalidó el título de campeón nacional de la categoría C1 en Galapagar (Madrid) al ganar las pruebas de persecución, kilómetro y velocidad por equipos con el Hyundai Koryo Car. “Apenas llevo una temporada que me he dedicado al 100% a la bicicleta, voy bajando mis marcas y el verme cerca de los mejores me motiva a seguir trabajando para ver hasta donde soy capaz de llegar”, apunta.

Ilusionado con la pista

Sobre las dos ruedas ha encontrado un soplo de aire fresco tras muchos años en la piscina. “Estoy muy ilusionado, la pista me atrae mucho, es muy similar a la natación por su forma de entrenar con esfuerzos muy intensos pero breves. Me siento muy a gusto y tengo muchas esperanzas puestas en esta modalidad”, comenta.

A sus 42 años, el valenciano debutará en un Mundial en el velódromo olímpico de Río, al que acude con ambición. “Quiero disfrutar, aprender y mejorar mis tiempos, con eso estaría contento. Pero soy muy competitivo y si estoy cerca de las medallas, mejor”, sostiene. A través de vídeos por Internet ha visualizado carreras de los Juegos Paralímpicos para analizar a sus rivales. “A algunos ya me he enfrentado en carretera y en la pista estarán los más potentes. Habrá mucho nivel y espero estar a la altura”, recalca.

“En Brasil participaré en la persecución, son tres kilómetros en 12 vueltas, es la prueba que más he preparado e hice mejor marca en el campeonato de España con 4:05. Aunque me veo mejor en el kilómetro ya que se adapta más a mis características. Me considero hábil y explosivo con gran capacidad para aumentar la cadencia muy rápido. Aunque tengo que aprender a sufrir más y a aguantar el ritmo”, asegura.

El seleccionador español, Félix García Casas, confía en Ten y en sus posibilidades: “Con los tiempos que tenemos puede aspirar a medalla en persecución y en contrarreloj. Es un ciclista que afronta su primer Mundial de pista, pero tiene gran experiencia, sabe manejarse muy bien y es una apuesta muy clara de la selección”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here