Test Tokio 2020. Conociendo a Álvaro Gavilán

0
28

Álvaro Gavilán Lorenzo (Madrid, 1993). En Tokio disputa sus segundos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

La medalla de oro de la judoka Isabel Fernández en Sídney 2000.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

Libros y tabletas de chocolate.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería un sueño cumplido, el objetivo por el que llevo trabajando duro en el tatami desde pequeño.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Soy una persona tímida, pero por una medalla haría cualquier cosa, si me dicen de raparme o teñirme el pelo, lo haría sin dudas.

¿Un momento imborrable en unos Juegos?

El día de la ceremonia de inauguración en los Juegos de Río 2016, cuando estábamos en la grada y el equipo español empezó a hacer una ola y todo el estadio de Maracaná nos siguió. Fue increíble esa sensación.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

Soy anti manías, a lo mejor hago algo, pero no me doy cuenta.

Un defecto y una virtud.

Mi defecto es que soy un poco despistado y la virtud, soy inteligente cuando compito, muy estratega.

Una frase o lema.

En la vida hay cosas que no puedes cambiar, así que siempre hay que tirar para adelante, de todo se aprende.

De no haber practicado judo, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

Fútbol y surf.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

Si se pudiera viajar al tiempo me gustaría tener en un tatami enfrente a Muhammad Ali.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Un poster de Muhammad Ali, me fascinaba, tenía una personalidad brutal.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Con ir a unos Juegos y lo he podido cumplir.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Dar la vuelta al mundo.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Ayudaría mucho más al deporte, tendríamos muchos más campeones. En mi caso, logré mi primera beca por ser bronce en el Mundial, pero antes no había recibido ningún apoyo económico. Mucha gente, de gran nivel y talento, se queda en el camino porque no hay ayudas y tienen que dejarlo para ponerse trabajar.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Arturo Pérez Reverte.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Leyendo y pese a que veo poco, jugando en el ordenador a juegos como ‘Call of Duty’, y no lo hago tan mal -ríe-.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Chocolate, jamón serrano y algo de fruta.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

Fregando platos, estuve nueve meses en una cocina en Inglaterra. Después de Río 2016 me fui allí para aprender a hablar inglés y aquella experiencia me curtió.

¿Qué suele ver en televisión?

Deporte, aunque escucho más la radio, las noticias y programas deportivos, así como podcasts de humor e historia.

Una canción que le motive.

No tengo una en concreto, ahora estoy escuchando canciones de reguetón antiguo.

Reportaje. Álvaro Gavilán, una vida entre judogis y tatamis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here