Test Tokio 2020. Conociendo a Jota García

0
37

José Luis García Serrano (Madrid, 1983). Triatlón. Debuta en unos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Tengo grabada la imagen de Barcelona’92 con los saltadores de trampolín dando saltos y con la ciudad de fondo.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

El neceser con botes pequeños de perfume y crema para el cuerpo, no por estar hidratado, sino porque me gusta el olor, me hace sentir como en casa.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Sería cumplir un sueño, haber hecho algo muy grande en mi vida. Me emociono con solo pensarlo.

¿Qué apuesta estaría dispuesto a hacer por ganar una medalla?

Odio con todas mis fuerzas a la coliflor, pero por una medalla estoy dispuesto a comerme una entera -ríe-.

¿Un momento imborrable en su carrera?

La medalla de oro que gané en el Europeo de Valencia en 2019, ese día pudo convertirse en un drama, aunque gracias a mi mujer no lo fue. Cuando bajé del podio me toqué el dedo y no tenía el anillo de casado. Se me tuvo que perder en la dársena del puerto cuando nadaba.

¿Alguna manía confesable antes de competir?

No me gusta anclarme a nada material que me haga supersticioso, pero lo que siempre hago cuando me levanto el día de una competición es quitarme el pijama nada más despertarme y ponerme el tritraje de la selección española.

Un defecto y una virtud

Es una combinación rara, ya que soy muy cortoplacista, me agobia hacer planes a largo plazo, pero una de mis virtudes es la paciencia, no me pongo nervioso porque lleguen las cosas tarde.

Una frase o lema.

‘Lo difícil se consigue, lo imposible se intenta’. Ha sido mi leitmotiv incluso antes de quedarme ciego.

De no haber practicado triatlón, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

El surf.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

Me encantaría convivir unos días y entrenar con Javier Gómez Noya, para los triatletas es nuestra referencia, y también con Fernando Alonso.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeño?

Me encanta el mundo del motor y tenía de coches de Fórmula Uno, de pilotos de moto GP y motocross, y también de alguna chica en postura sugerente -ríe-.

Cuando era niño, ¿con qué soñaba ser de adulto?

Ya con cierta madurez solo pensaba en ser una persona feliz, muy amiga de sus amigos, un tío optimista con el que la gente le guste estar.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer

Acabo de cumplir el sueño de ser padre, pero tengo una deuda pendiente. Cuando pasen los Juegos de Tokio quiero pasar 15 días en una casa de cualquier estación de esquí con mi mujer, Gloria. Nos conocimos esquiando, ella era monitora de la ONCE, y se lo debo, voy a cumplirlo.

Si fuese presidente del Gobierno, ¿qué sería lo primero que haría?

La mía es una idea muy romántica, no llegaría a ningún sitio. Trataría de transmitir a la sociedad que hay que ampliar el espectro con el que se valora las decisiones que toman los políticos, más allá de que sean acertadas o no. Siempre estamos a la defensiva, parece que cada medida es un ataque en contra. Los políticos han provocado esta polarización y estimulan ese odio, pero en el fondo creo que intentan hacerlo lo mejor posible, independientemente del partido al que pertenezcan. Como ves, yo me parecería más a Ghandi que a un político -ríe-.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

Me fliparía cenar con dos genios: Albert Einstein y Freddie Mercury. Me encantaría saber cómo les funciona la cabeza a dos personas que cambiaron el mundo, cada uno en lo suyo.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Estando con mi mujer en casa, con mi familia y mis amigos. También dando un paseo con mi perra Thelos. Y comiendo, como deportista me cuido, pero me encanta comer bien.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Chocolate negro, frutas, yogur griego natural y patatas.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

Limpiando la cocina, no me gana nadie dejando impecable la encimera.

¿Qué suele ver en televisión?

Suelo seguir los informativos de varias cadenas para contrastar las noticias y ser lo más objetivo posible. Y después de cenar, me río mucho viendo ‘El Hormiguero’.

Una canción que le motive

‘Hall of fame’, de The Script.

Reportaje. Jota García, una luz en la oscuridad entre brazadas, pedaleos y zancadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here