Test Tokio 2020. Conociendo a Mari Carmen Paredes

0
35

Mari Carmen Paredes Rodríguez (Barcelona, 1963). Atletismo. Campeona del mundo en maratón. En Tokio disputará sus segundos Juegos Paralímpicos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de unos Juegos?

Los Juegos Paralímpicos de Barcelona’92, a los que tuve la suerte de acudir. Fui varios días a las piscinas Picornell a ver las competiciones de natación.

¿Qué cosas no pueden faltar en su maleta cuando viaja para competir?

El iPad para leer y para estar comunicada.

Completa la frase. Si gana una medalla en Tokio…

Ya son 58 años y no sé hasta dónde me dará mi cuerpo, así que sería el mayor éxito que podría conseguir, la mayor satisfacción que sellaría mi carrera deportiva.

¿Qué apuesta estaría dispuesta a hacer por ganar una medalla?

Invitaría a una cena a todos los amigos que me han acompañado en este camino, a aquellos que han salido a correr conmigo y han estado empujando.

¿Un momento imborrable en unos Juegos?

La ceremonia de inauguración de los Juegos de Río 2016 y correr los 1.500 metros en el estadio Maracaná, me inscribí en la prueba solo para competir en la pista, fue una pasada.

¿Alguna manía antes de salir a competir?

Tengo que ir al baño hasta última hora -ríe-.

Un defecto y una virtud.

Me olvido con facilidad de los nombres en relación con los rostros de la gente, quizás tenga que ver con mi pérdida de visión. Y como virtud, soy tranquila, no me altero con facilidad, disciplinada y metódica ante el trabajo.

Una frase o lema.

Con la ceguera se me cerró una puerta, pero se me abrieron miles de ventanas.

De no haber practicado atletismo, ¿qué deporte le habría gustado hacer?

Ciclismo.

¿A qué personaje retaría en su deporte?

Me gustaría correr una maratón en compañía de Dani Rovira. Sé que ha corrido y que luego lo ha pasado mal con su enfermedad, no le conozco, pero me parece una persona muy cercana.

¿Qué fotos decoraban su habitación cuando era pequeña?

De pequeña me gustaba correr y jugar al fútbol en la calle, así que de futbolistas de la época.

Cuando era niña, ¿con qué soñaba ser de adulta?

Siempre quise ser enfermera y lo he sido durante 25 años.

Algo que aún no haya hecho y que le gustaría hacer.

Ganar la maratón en los Juegos de Tokio -ríe-.

Si fuese presidenta del Gobierno, ¿qué cosas haría o cambiaría?

Remodelaría la ley electoral y anularía el sistema de pagas vitalicias y privilegios post políticos.

Si pudiera cenar con cualquier personaje, ¿a quién elegiría?

A Tamara Falcó, me parece divertida y espontánea, seguro que no me aburriría.

¿Cuál es su forma de desconectar?

Hablar, jugar y hacer pizza o pasteles con mis dos nietas, además de hacer videollamadas con mi nieto que vive en Francia. Con ellos disfruto y desconecto de todo.

¿Qué alimento nunca falta en su nevera o despensa?

Verduras y frutas.

¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En casa lo justito, estoy todo el día en el gimnasio y entrenando. Hago mis faenas, pero no tengo la casa como los chorros del oro, no me acercaría a las medallas en nada -ríe-.

¿Qué suele ver en televisión?

Concursos como Pasapalabra, El Cazador o La Ruleta de la Suerte.

Una canción que le motive.

‘You’ll Never Walk Alone’, de Gerry & The Pacemakers.

Reportaje. Mari Carmen Paredes, una pionera maratoniana de fe inquebrantable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here