Astrid Fina cierra otro gran año con una plata en la Copa del Mundo

0
33

La ‘rider’ española, que había logrado un bronce en la jornada anterior, sube al segundo cajón del podio en boardercross en Pyhä (Finlandia).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Durante ocho meses ha arrastrado una complicada lesión de hombro y apenas ha entrenado una semana en la nieve esta temporada. Pero Astrid Fina es una de esas deportistas que están hechas de otra pasta. Pese a no estar al 100% recuperada, la ‘rider’ española ha destilado su talento, ambición, técnica y voracidad sobre la tabla para conquistar dos medallas en la Copa del Mundo de snowboard en Pyhä (Finlandia). Si el martes se llevó un bronce, ahora ha subido un peldaño para llevarse una plata con la que cierra un gran año.

En la estación finlandesa, situada en el frío corazón de Laponia, la catalana sufrió en marzo una caída que le provocó una fractura de la cápsula de articulación y de un hueso, además de chafarle un nervio que va desde las cervicales hasta el brazo. Con paciencia, mucho trabajo y perseverancia, Astrid vuelve a estar entre las mejores y cierra el círculo con dos preseas en un escenario con el que mantiene una relación de amor y odio.

Astrid Fina en Pyhä (Finlandia).

En el mismo circuito helado ha sufrido varios percances, uno de ellos en 2017 cuando quedó inconsciente tras un duro golpe. Pero también se ha convertido en territorio fetiche, ya que allí ganó este año su primera medalla en un Mundial y el curso pasado una plata y un bronce en Copa del Mundo. En esta ocasión, la discípula de Albert Mallol ha dejado muy buenas sensaciones con dos metales. Primero con un bronce y este miércoles ha mejorado su rendimiento para colgarse una plata en boardercross en categoría SB-LL2 (deportistas con amputación tibial).

Ante la previsión de lluvia, la competición ha tenido que adelantarse y se ha suspendido la ronda clasificatoria. En el ‘head to head’ de semifinales, Astrid superó a la china Tiantian Li y a una de sus rivales más fuertes, la holandesa Renske van Beek, que se fue al suelo en la salida. Y en la final, la española tuvo una salida regular, pero apretó en cada peralte y dubbies para adelantar a la china y después a la canadiense Sandrine Hamel a mitad del circuito para cazar la plata. El oro fue para la holandesa Lisa Bunschoten.

“He tenido súper buenas sensaciones, me estoy volviendo a encontrar con el snowboard que hacía antes. El balance del año es muy positivo, ha sido mi mejor año deportivo en cuanto a resultados, al margen de los Juegos Paralímpicos, aunque con sabor agridulce por la lesión, que me ha durado mucho”, ha apuntado Astrid. Por su parte, el catalán Sergi Rivas, que quedó en el puesto 18 en SB-UL (deportistas con discapacidad en extremidades superiores) en la primera prueba, mejoró su posición en la segunda competición y firmó un Top 16 tras alcanzar los cuartos de final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here