El Bidaideak Bilbao consuma su hazaña y conquista la Liga

0
105

El equipo vizcaíno se impone en la cancha del CD Ilunion (79-82) y gana la División de Honor por primera vez en su historia. Asier García, con 28 puntos y 13 asistencias, lidera al campeón.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Aunque en los últimos años había completado varios años a un alto nivel, muy pocos habrían vaticinado que ese grupo de jugadores de la casa, aderezado de un par de buenos fichajes hubiese tomado el relevo como campeón de la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas a equipos históricos y con mayor presupuesto. Ese anhelo se ha hecho realidad. El Bidaideak Bilbao ha tocado el cielo y ha consumado su gesta o casi milagro. El equipo vasco se convierte en el nuevo rey tras conquistar de forma incontestable la primera Liga de su historia.

La calidad, la conjunción, el equilibrio, el juego coral y la ambición ha sido el cóctel perfecto que les ha llevado a lo más alto. Eso, unido al método Adrián Yáñez, debutante en los banquillos en esta modalidad, un técnico que ha sido capaz de crear un bloque sólido, inyectando dosis de fe, perseverancia y humildad. Si en sus primeros 10 años de vida fue denominado como club ascensor, en las últimas campañas se ha confirmado como uno de los grandes de España y también del Viejo Continente.

El Bidaideak escribe su nombre en este deporte con merecimiento, siendo el más regular -19 victorias y 2 derrotas-. Y ha puesto el colofón en un lugar mágico, otrora inexpugnable, en la casa de un rival de pedigrí, del club que más entorchados tiene con 16 y que le apretó hasta el último segundo. Pero el Bilbao tiene espíritu irredento y no iba a dejar escapar la oportunidad que se le presentaba. Estaba a un triunfo de la gloria, le quedaba el pasito más importante, y no falló. La Liga va de camino al Polideportivo Txurdinaga. En sus vitrinas le aguarda su otro trofeo, la Euroliga 1 lograda en 2019.

Asier García, clave con 28 puntos y 13 asistencias.

Ante Ilunion, fue un amanecer de poder a poder, con mucha igualdad y alternativas. El duelo arrancó intenso, acorde al escenario y al premio en juego. Los dos equipos bailando abrazados, dos pesos pesados tanteándose con golpes. Desde su buena defensa, Ilunion encontraba carretera para correr, y gracias a los centímetros de Amadou Diallo y de Bill Latham conseguía buenas opciones de tiro. También desde el exterior con Gregg Warburton y Jake Williams hacía daño el conjunto local, que llegó a situarse 13-8 tras un parcial de 7-0. Los bilbaínos, con su habitual juego colectivo, replicaron con la magia de Asier García y de sus escuderos Jordi Ruiz y Jhon Hernández para dejar el marcador en un ajustado 16-14.

El segundo acto arrancó con los eléctricos Williams y Warburton picando como abejas en cada transición, elevando a siete la ventaja de Ilunion (25-18). Durante unos minutos al Bilbao se le hizo el aro pequeño en cada lanzamiento. Adrián Yáñez se vio obligado a menear el árbol en busca de la reacción, dio entrada a Luis Jasso para cerrar vías en la pintura y la reacción fue exponencial, sobre todo en defensa.

En ataque destensaron también las muñecas a base de descaro. El mexicano Jasso, Manu Lorenzo, Hernández y Asier García completaron un parcial de 2-9 para igualar la contienda (27-27). Continuó ese arreón de carácter del Bidaideak, con un Asier incontenible y rebelde. El capitán clavó ocho puntos en el tramo final, aunque la diferencia al descanso apenas era de cuatro tras las canastas de Latham y Diallo que daban oxígeno a los madrileños.

Un vendaval tras el descanso

A la vuelta de vestuarios Bidaideak tornó en vendaval. Nada pudo frenar su ímpetu, un parcial de 18-27 para dinamitar el duelo. En un abrir y cerrar de ojos, Jannik Blair, Hernández y cinco más de Asier rompían el choque (33-46). Latham y Williams acababan con la sequía, pero el desatado Asier continuaba con su recital de cara a canasta para espolear a su equipo. Un triple suyo y un puñado de asistencias a Jhon, Jasso y Jordi dejaban el marcador en 51-64 a falta del último cuarto.

Divisaba el preciado tesoro, estaba a solo diez minutos, pero aún tendría que sufrir y pelear en el fango para alcanzar el objetivo porque Ilunion no lo pondría fácil ni daría su brazo a torcer. Sacó su casta el conjunto dirigido por Miguel Vaquero, con una gran actuación de Amadou Diallo y de ‘Pincho’ Ortega, que le daban emoción al partido llegando a ponerse a cinco (67-72). Pero ni a Jhon Hernández (21 puntos), ni a Asier García (28 puntos, 9 rebotes y 13 asistencias) ni a Manu Lorenzo les tembló el pulso en el momento más crítico y acabaron sofocando la rebelión ‘amarilla’ para descorchar el champán y brindar por la primera Liga de su historia. El cuento, para los bilbaínos, acabó en final feliz.

«Ganar con los mejores está muy bien, ganar a los mejores en la mejor liga del mundo es la hostia. Es un momento histórico para el club, han sido 30 años de trabajo de mucha gente desde abajo, desde lo más humilde para llegar hasta aquí, así que es un título para disfrutar nosotros, los aficionados y todos aquellos que han formado parte de la historia de este club. Es algo que nunca pensé que podría vivir, pero a veces los sueños se cumplen», ha recalcado Asier García.

Ficha técnica del partido:

CD Ilunion (79): Jake Williams (23), Pablo Zarzuela, Bill Latham (16), Amadou Diallo (19), Gregg Warburton (9), Dani Stix (2), Pincho Ortega (10), Pablo Lavandeira y Terry Bywater.

Bidaideak Bilbao BSR (82): Manu Lorenzo (6), Jordi Ruiz (10), Asier García (28), David Mouriz (6), Jhon Hernández (21), Jannik Blair (2), Luis Eduardo Jasso (9), Álex Mendiluce, Patxi Suárez, Xabier Iragorri, Txema Avendaño y José Manuel Centeno.

Parciales: 16-14, 17-23, 18-27 y 28-18

Resultados de la 21ª Jornada

CD Ilunion 79-82 Bidaideak Bilbao

Iberconsa Amfiv 65-47 Servigest Burgos

BSR ACE Gran Canaria 89-8 Getafe BSR

Fundación Aliados 56-71 Mideba Extremadura

BSR Amiab Albacete 85-46 Amivel

Fundación Vital Zuzenak 59-49 Fundación FDI Las Rozas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here