El Mundial pone a prueba a los ‘pistards’ españoles de cara a Tokio

0
31

España acude con 12 ciclistas al velódromo de Milton (Canadá), una cita crucial para la clasificación de los Juegos Paralímpicos.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de ciclismo en pista ya vela armas en Milton (Canadá), escenario del campeonato del mundo, la primera gran cita de la temporada que será crucial de cara a la clasificación para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. El equipo dirigido por Félix García estará formado por 12 ‘pistards’: Ricardo Ten (C1), Maurice Eckhard (C2), Eduardo Santas (C3), Óscar Higuera (C4), Pablo Jaramillo (C5), Alfonso Cabello (C5), Ignacio Ávila y Joan Font (MB), Adolfo Bellido y Noel Martín (MB) y ‘Kuki’ López e Irene Méndez (WB).

Ricardo Ten. Fuente: RFEC

Tras un 2019 excelso en el que fue campeón del mundo en pista y en carretera, siendo el primer español en lograrlo en un mismo año, Ricardo Ten está preparado para desplegar su mejor versión y volver a reinar en su categoría. “Las sensaciones son muy buenas, las concentraciones previas en Anadia (Portugal) nos permiten ser optimistas. Sabemos que todos los rivales se han puesto las pilas, pero estoy un peldaño por encima de lo que estaba la temporada pasada, me encuentro mejor a un buen nivel y las marcas así lo indican”, ha explicado.

El valenciano, que se llevó en el Mundial de Apeldoorn (Holanda) dos oros y un bronce, aspira a revalidar el título en la persecución, “mi prueba fuerte, la que más he preparado y en la que tengo más opciones de pelear por el oro en Tokio”. También disputará el ómnium, el scratch, los 200 metros y el kilómetro, “una prueba que no se me da bien, hay dos chinos muy fuertes, pero trataré de llevarme una medalla”, ha recalcado.

Otra de las bazas de España es Eduardo Santas, que desde Aguascalientes (México) en 2014 no falla a su cita con los metales. “Llego al Mundial bastante motivado, confiado en mis posibilidades y con muchas ganas. He podido trabajar muy bien en Anadia, estoy en óptimas condiciones. Disputaré cinco pruebas, ómnium, 200 metros, persecución, kilómetro, scratch y velocidad por equipos. Me veo con opciones de subir al podio en todas, soy un corredor versátil, un todoterreno”, ha aseverado.

El cordobés Alfonso Cabello. Fuente: RFEC

En su palmarés acumula diez preseas en seis mundiales en la pista, pero se le resiste el primer cajón. “Siempre influye la suerte y los rivales, llego en mi mejor momento, he progresado y he dado un salto de nivel gracias a mi entrenador, Jesús García Pallarés, estoy contento con el rendimiento. Espero conseguir el oro y el maillot arco iris con el que llevo mucho tiempo soñando. Pero no es algo que me ansíe o agobie, tengo años por delante para lograrlo”, ha añadido.

‘Rey’ del kilómetro

Desde 2014 nadie le discute su reinado en el velódromo en categoría C5 a Alfonso Cabello, que acumula cinco títulos en las seis últimas ediciones y la única vez que no pudo ganar fue en Los Ángeles 2017 porque no acudió por lesión. “Llego muy motivado y en un buen nivel de forma, he estado trabajando muy duro desde el campeonato de España élite donde obtuve un buen resultado -presea de plata-. El Mundial es un objetivo importante, pero mi vista está puesta en Tokio, donde tengo que dar el 120%”, ha apuntado.

El ‘pistard’ cordobés será una vez más el rival a batir, la gran referencia para el resto de competidores y confía en ofrecer su mejor versión para sumar otro maillot arco iris. “Cada vez es más caro subir a lo más alto, pero me veo con la confianza y con la fuerza física y mental para luchar por la sexta corona. Nunca se puede dar nada por hecho y menos en una disciplina como el kilómetro, las diferencias son mínimas y lo difícil es seguir haciendo lo que he logrado hasta ahora. Estoy listo, mantengo la misma hambre y ansia de medalla de cuando empecé en el ciclismo y ojalá este año me depare grandes cosas”, ha afirmado.

El tándem Ávila-Font. Fuente: RFEC

Y en tándem, España contará con las parejas formadas por Adolfo Bellido y Noel Martín, subcampeones del mundo en carretera, e Ignacio Ávila y Joan Font, que se llevaron el oro en persecución hace tres años y plata hace dos en Río de Janeiro. La dupla catalana ha empezado el año con un nivel alto y esperan refrendarlo en Canadá con una medalla que les impulse de cara a los Juegos Paralímpicos.

“Hemos tenido un buen arranque de año en Galapagar con buenos tiempos pese a ser un velódromo de cemento y con temperaturas por debajo de los 10 grados, así que llegamos bien para el Mundial. En Portugal le hemos dado el toque final para llegar a Milton con los deberes hechos. El objetivo es mejorar lo que hicimos en Apeldoorn (Holanda) el año pasado, donde no nos salieron las cosas en persecución, la prueba donde tenemos más números para estar en medalla. A ver si nos da un empuje de cara a la preparación de Tokio y borramos así el 2019, un año bastante nefasto en cuando a resultados internacionales”, ha apostillado Ávila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here