Irati Idiákez alcanza la plata en el Mundial de snowboard

La ‘rider’ española sube al segundo cajón del podio en Lillehammer (Noruega) en la modalidad de banked slalom.

0
46
La 'rider' española Irati Idiákez durante la prueba de banked slalom en el Mundial de Lillehammer. Fuente: Luc Percival

Apenas lleva un par de temporadas deslizándose con su tabla y ya empieza a dejar su huella sobre la nieve. Irati Idiákez ha logrado la medalla de plata en el Mundial de snowboard que se celebra en la ciudad noruega de Lillehammer. Es la segunda presea que logra una ‘rider’ española en un campeonato del mundo, ya que en 2019 la catalana Astrid Fina se colgó un bronce en Pyhä (Finlandia).

La guipuzcoana, de 25 años, demostró su ambición y progresión para subir al segundo cajón del podio en clase SB-UL (deportistas con discapacidad en extremidades superiores) en banked slalom, una disciplina en la que deben sortear puertas a lo largo de un exigente trazado con curvas entrelazadas, dubbies y peraltes en el complejo montañoso de Hafjell.

Esta temporada, bajo el paraguas de su entrenador Manel Maestre y el trabajo que realiza en el Centro de Deportes de Invierno Adaptado (CDIA) del Valle de Arán, había perfeccionado su movilidad y la técnica sobre la tabla. Y en el manto blanco de Lillehammer ha confirmado su buen rendimiento con esta plata mundialista. En la final sufrió una caída, aunque pudo completar la prueba para ser segunda, siendo superada por la polaca Monika Aleksandra Kotzian.

La ‘rider’ vasca, que hace cinco años sufrió un accidente de tráfico en Chile y tuvieron que amputarle el brazo derecho, continúa completando una buena temporada ya que también acumula tres metales en la Copa del Mundo: plata en Landgraaf (Holanda) y en Pyhä (Finlandia) y oro en Hochfügen (Austria). El jueves cerrará su participación en el Mundial con la modalidad de boardercross, en la que peleará por otra medalla.

Por su parte, el ovetense Vic González no pudo colarse en los cuartos de final y acabó en el puesto 14 con un mejor tiempo de 39.20 segundos en categoría SB-LL1 (deportistas con discapacidad física más severa en las extremidades inferiores). El asturiano, que tiene una invasión medular del 30% tras romperse en 2015 las vértebras C5 y C6, llegaba al campeonato con una lesión en la muñeca izquierda y con la expectativa de poder rodar en la nieve y sumar puntos para mantenerse entre los ocho primeros del ranking internacional y poder estar en marzo en los Juegos Paralímpicos de Pekín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here