Ocho judocas españoles, a puntuar en el Mundial de Fort Wayne

0
42

Marta Arce, Borja Pahissa, Sergio Ibáñez, Daniel Gavilán, David García, Álvaro Gavilán, Abel Vázquez e Íñigo Gerbolés competirán en EE.UU.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Quedan 15 meses para Tokio 2020 y el judo español acelera su preparación para estar en los Juegos Paralímpicos. En julio tendrá que afrontar dos retos que pueden marcar el camino hacia Japón: del 3 al 5 disputarán el Mundial en Fort Wayne (EE.UU.) y del 26 al 28 el Europeo en Génova (Italia). Para la primera cita en el tatami estadounidense, España acudirá con ocho judocas que buscarán puntuar para el ranking clasificatorio.

Sergio Ibáñez durante un combate.

“En el Grand Prix de Baku en mayo los resultados fueron malos, pero no estamos lejos de las medallas. Tenemos buenas sensaciones, será un campeonato difícil porque hay países que están a un gran nivel, aunque confío en el equipo, todos están capacitados para vencer a cualquier rival”, ha asegurado el seleccionador nacional, Alfonso de Diego.

En la anterior cita mundialista el onubense Borja Pahissa fue el mejor de los españoles con un séptimo puesto en -60 kilos y aunque arrastra un problema físico con un pinzamiento en el nervio ciático, “está entrenando bien y espero que llegue en buena forma para que pueda pelear con los mejores”, ha comentado el técnico. Marta Arce (-63 kilos) tampoco llega al 100% recuperada de su última lesión aunque por su experiencia y talento siempre aparece en las quinielas para estar en el podio.

La triple medallista paralímpica (plata en Atenas 2004, Pekín 2008 y bronce en Londres 2012) no está teniendo suerte con las lesiones, primero se fracturó el radio de su brazo derecho y en diciembre tuvo que ser operada del ligamento cruzado de la rodilla. “Está muy motivada, en los entrenamientos la he visto fuerte, se siente fresca y tiene nivel para luchar por las medallas”, ha apuntado De Diego.

La vallisoletana Marta Arce.

“Llevo más de siete meses sin competir, así que me falta ritmo, pero la rodilla me ha respondido bien. Estoy mentalizada en ir combate a combate, no me pongo ninguna meta, espero sacar el mejor resultado. Pienso que puedo estar en Tokio 2020, el problema es que mi cuerpo parece que no quiere ir (risas). A ganas e ilusión no me van a ganar, he ido a tres Juegos y las que tienen presión son aquellas que aún no han vivido esa experiencia, ya no tengo nada que demostrar, ahora solo quiero disfrutar de esta segunda etapa y a ver hasta dónde soy capaz de llegar”, ha explicado la vallisoletana.

Cambio de categoría

Una de las bazas del equipo español es el joven Sergio Ibáñez, subcampeón de Europa. El deportista del Judo Club Zaragoza debutará en una nueva categoría, -66 kilos, ya que debido a su envergadura “ha tenido que cambiar porque lo estaba pasando muy mal, con problemas de deshidratación y lo importante es su salud. Le llevará un tiempo aclimatarse al nuevo peso, pero estoy seguro que plantará batalla en este Mundial”, ha dicho el seleccionador.

“Estoy adaptándome, aunque ahora estoy más contento, tengo más fuerza y más ganas. Han sido meses duros, estaba obsesionado con dar el peso y no entrenaba a gusto. En estas semanas he dado el máximo en cada entrenamiento y sé que puedo ganar a los mejores y colarme en el podio”, ha añadido el aragonés, medallista de plata en el último campeonato de España absoluto ante rivales videntes.

El madrileño Álvaro Gavilán.

También en -66 kilos estará Daniel Gavilán: “Este año le veo mejor que nunca entrenando, está fuerte físicamente, pero es cierto que en los momentos decisivos está fallando, la cabeza es su punto débil. Se ha mostrado muy irregular, es capaz de ganar a cualquiera y también no estar a su nivel en combates importantes. Tiene condiciones para pelear por las medallas”, ha subrayado De Diego.

‘Cada punto vale oro’

Su hermano Álvaro Gavilán (-73 kilos) “es un gran competidor, su mayor virtud es su regularidad, nunca se da por vencido pese a tener enfrente al mejor del mundo”, ha recalcado el entrenador español. “Se dieron mal las dos últimas competiciones así que quiero quitarme esa espinita y darlo todo para sumar de cara al ranking clasificatorio de Tokio. Ya va quedando menos y hay que apretar, cada punto vale oro. Me veo fuerte para competir de tú a tú con los mejores y tengo opciones de estar en las medallas”, ha indicado el madrileño.

En el mismo peso competirá el andaluz David García, el damnificado por el cambio de categoría de Ibáñez. “Su salto a -73 kilos ha sido obligado por la táctica del equipo, pero siempre se ha mostrado como un gran luchador en el peso en el que esté”, ha reconocido De Diego. En -90 kilos estará el navarro Íñigo Gerbolés, que lleva “una dinámica positiva y espero que saque su potencial en este Mundial”.

El sevillano Abel Vázquez.

Y en -81 kilos peleará Abel Vázquez, “el más veterano, es muy inteligente y con mucha experiencia, ya quedó séptimo en el pasado Mundial de Lisboa. Puede ganar o perder pero siempre hay que apostar por él porque no suele fallar en los momentos decisivos”, ha aseverado el técnico español. El sevillano estuvo inactivo durante dos años debido a su trabajo como profesor de secundaria y ha regresado con la intención de estar en sus cuartos Juegos Paralímpicos.

“Me encuentro físicamente bien, más tranquilo, ya no me siento presionado por los resultados como antes. Tengo el nivel de los que están quedando entre la cuarta y la sexta posición, aunque he ganado a gente que suele estar en lo más alto, así que me veo con opciones de medalla, acudo a Estados Unidos con las máximas expectativas. El hecho de que los Juegos se realizan en Japón, la cuna del judo, hizo que me replantease mi vuelta, sería una forma bonita de ponerle el broche a mi carrera”, ha apostillado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here