Ricardo Ten y Eduardo Santas, plata y bronce mundial en persecución

0
28

El valenciano y el zaragozano suben al podio en el velódromo de Milton (Canadá) y España ya suma tres medallas en el campeonato.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tras el oro de Alfonso Cabello en el kilómetro contrarreloj, España ha sumado dos preseas más en la primera jornada del Mundial de ciclismo en pista en Milton (Canadá) gracias a la actuación soberbia en la persecución de dos de los grandes referentes de la selección. Ricardo Ten se ha llevado la plata y Eduardo Santas ha firmado un bronce.

Muy cerca se ha quedado Ten de su tercer maillot arco iris en categoría C1. Esta vez, el valenciano se ha colgado la medalla plateada en el velódromo norteamericano. En la última vuelta al oval de madera, el chino Zhangyu Li, que en la clasificatoria le había arrebatado el récord del mundo (3:45.469) que logró el año pasado, le privó de subir a lo más alto del podio.

El ‘pistard’ español ya avisó a sus rivales en la jornada matinal de sus pretensiones, siendo el segundo más veloz de los 14 participantes. En la final le tocaba lidiar con el corredor asiático, al que ya derrotó en Apeldoorn (Holanda) en 2019. Ten arrancó con explosividad y lideró la prueba (tres kilómetros), pero cuando restaba una vuelta su adversario apretó y consiguió superarle.

A sus 44 años, Ricardo Ten añade un nuevo logro a su palmarés. En la pista tiene tres oros, dos bronces y una plata cuando apenas lleva cuatro años como ciclista. Con esta plata, el valenciano se postula como uno de los favoritos de cara al podio en Tokio 2020. Aunque aún le quedan cosas por hacer en tierras canadienses, ya que buscará aumentar su botín en cuatro competiciones más: kilómetro, scratch, velocidad por equipos y ómnium.

“Se nota que estamos ya en la recta final de los Juegos, la gente se está preparando muchísimo, hay un nivel muy alto. Con la marca que gané el oro en Apeldoorn el año pasado, en este campeonato ha habido cuatro personas por debajo de ese 3:50. Intenté darlo todo, salí tocado por la mañana tras hacer mi mejor marca personal y por la tarde me la jugué con el chino, que estaba muy fuerte, me tuvo controlado en todo momento. En las últimas vueltas me vine abajo un poco y fue donde él mantuvo el ritmo para ganar. Pero estoy contento con la plata, las sensaciones son buenas y a seguir trabajando”, ha explicado.

Otro ciclista que nunca falta a su cita con los metales es Eduardo Santas. Al ‘todoterreno’ aragonés se le resiste el oro, pero volvió a alcanzar una medalla en la persecución C3. El ciclista zaragozano se impuso con solvencia en la batalla por el bronce al belga Diederick Schelfhout, con un tiempo de 3:28.855, casi ocho segundos más rápido que su rival. Con esta, el deportista de Tarazona ya suma 11 preseas en siete mundiales de pista. Y puede engordar su currículum ya que disputará varias pruebas más en Milton. Por su parte, Maurice Eckhard (C2) fue undécimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here