La arquera Carmen Rubio se clasifica para los Juegos Paralímpicos

La navarra logra una plaza para Tokio tras ganar la medalla de oro en el torneo clasificatorio mundial en Nove Mesto (República Checa) en categoría arco compuesto.

0
322

 

 

Londres 2012, Río de Janeiro 2016 y ahora Tokio 2020. Carmen Rubio estará en el campo de tiro con arco Parque Yumenoshima de la capital japonesa en agosto. La arquera navarra ha sellado el billete para sus terceros Juegos Paralímpicos durante el Preolímpico celebrado en Nove Mesto (República Checa) tras ganar la medalla de oro. De momento, es la única deportista del equipo español que se ha clasificado para Tokio.

El miércoles, en la Copa de Europa se quedó a un solo paso del pasaporte en categoría Arco Compuesto ya que cayó en la lucha por el bronce frente a la turca Öznur Cüre (137-139). Pero aún le quedaba otra oportunidad en la competición clasificatoria de cuota mundial de este jueves con dos plazas más en juego. Solo le valía llegar a la final y la pamplonesa cumplió con creces su objetivo.

Carmen Rubio durante el torneo en Nove Mesto. Fuente: RFETA

Empezó tirando directamente en octavos de final, necesitando la flecha de desempate para imponerse a la surcoreana Soon Kim Mi (139-139) tras clavar un diez en la diana. En cuartos le tocó lidiar con la segunda cabeza de serie, la australiana Ameera Lee, a quien venció por 136-133. Y en semifinales llegó la explosión de júbilo. Su rival, la mexicana Lía Sánchez, tuvo problemas en la tercera ronda y se quedó sin puntuar en dos flechas.

Hasta ese momento la española perdía por 52-55, pero iba a más y aprovechó ese percance de su adversaria para ponerse por delante (79-62) y amarrar en las últimas dos rondas (132-113) la plaza para los Juegos Paralímpicos. La guinda a su enorme actuación la puso en la final, la cual afrontó liberada de presión y henchida de fe para alcanzar el oro tras superar a la surcorena Na Mi Choi por 138-136.

“Ha sido muy difícil el camino. En 2019 me rompí el hombro y lo pasé muy mal, el esfuerzo ha sido doble para recuperarme de la lesión y para volver a tener un nivel alto y aspirar a estar en los Juegos. En cada flecha que lanzaba me acordaba del trabajo, la constancia y las lágrimas derramadas para llegar hasta aquí. Ahora toca seguir preparándome porque a Tokio voy a por el diploma y una vez conseguido, soñar con lo máximo. Haciendo las cosas con serenidad saldrán los resultados”, ha explicado Carmen.

La cruz de la moneda les salió a José Manuel Marín y a Fernando Barredo. El almeriense perdió en primera ronda frente al checo Vaclav Kostal (2-6) en Open Recurvo, mientras que el berciano se quedó en octavos de final de Arco Compuesto tras ceder con el coreano Hyun Ju Kweon (133-141). Antes había ganado por 141-113 al kazajo Kairatbek Tolymbekov y 140-135 al australiano Garry Robinson. Uno de ellos aún tiene la posibilidad de recibir una ‘Wild Card’ para acudir a Tokio.

Por otro lado, Daniel Martín Anaya ha conquistado la presea dorada en la Copa de Europa en la prueba para deficientes visuales VI-1. El salmantino, que fue bronce en el Mundial de Holanda en 2019, se ha proclamado campeón continental después de doblegar en semifinales a la noruega Anette Londal (6-2) y en la final al primer cabeza de serie y principal favorito, el chipriota Christos Misos (6-2).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here