La ‘ParaTriArmada’, ilusionada de cara a los Juegos de Tokio 2021

0
58

Jairo Ruiz, Susana Rodríguez, Rakel Mateo, Eva Moral, Álex Sánchez Palomero, Héctor Catalá y Jota García hablan del reto paralímpico en una mesa redonda organizada por la FETRI.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

A golpe de brazadas, pedaleos y zancadas la ‘ParaTriArmada’ se ha convertido en los últimos años en una de las grandes potencias mundiales. Los resultados en las competiciones y el ranking internacional así lo acreditan. De momento, España cuenta con siete triatletas clasificados para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021: Jairo Ruiz, Susana Rodríguez, Eva Moral, Álex Sánchez Palomero, Héctor Catalá, Jota García y Rakel Mateo. En una mesa redonda organizada por la Federación Española de Triatlón, todos ellos se han mostrado ilusionados ante el reto que afrontarán el próximo año en la capital japonesa.

El almeriense Jairo Ruiz.

Esta disciplina tuvo su bautismo en Río de Janeiro 2016, donde el equipo español logró una medalla, un bronce conquistado por Jairo Ruiz. El almeriense sigue encaramado entre los mejores de su categoría, PTS5, y volverá a ser una de las principales bazas de España. En este ciclo ha coleccionado una decena de metales entre europeos, mundiales y otras pruebas internacionales, además de convertirse en el primer paratriatleta en competir en un campeonato de España élite.

“Tuve la suerte de estar en Río y fue una experiencia inolvidable. Ahora la afrontamos con más tranquilidad, sigo pensando que mi aspiración es el podio en Tokio. El objetivo es la medalla, en mi caso, si falta esa presión extra es como si faltara algo, lo necesito, pero si no se consigue no será un fracaso”, ha recalcado el andaluz, que a partir de la próxima semana podrá entrenar en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid tras pasar estos dos meses en Almería, donde ha podido rodar con la bicicleta y también nadar en el mar.

Otra de las favoritas para alzarse con una medalla en Tokio es Susana Rodríguez, tricampeona del mundo en PTVI. Tras su quinto puesto en los Juegos de Río, la gallega ha subido al podio en todas las competiciones que ha disputado desde entonces, siendo campeona mundial en los dos últimos años junto a Paula Godino. Aunque recientemente ha cambiado de compañera y en Japón le guiará la catalana Sara Loehr, con quien compartió en febrero una concentración en Dubai antes de la suspensión de las Series Mundiales por la crisis sanitaria del coronavirus.

La tricampeona del mundo Susana Rodríguez

“Me ha cambiado mucho este ciclo, con una mejora a nivel deportivo y personal. Las rivales han mejorado y debes reinventarte y seguir creciendo. Tenemos un año más para llegar mejor”, ha asegurado la número uno del ranking mundial, que ha vivido en primera línea de batalla la crisis del coronavirus como médico en el Hospital Santiago de Compostela: “El virus no entiende de condición ni salta a nadie y hay que seguir siendo cauto”.

También repetirá en unos Juegos Paralímpicos la vizcaína Rakel Mateo, a quien su debut en Río le pilló con apenas tres años de rodaje en triatlón. “Aquella fue una experiencia muy temprana, llevaba poco tiempo en este deporte y aunque no me salió bien, pensé que debía seguir intentando mejorar y es en lo que me he volcado en este ciclo”, ha apuntado la deportista de Munguía, que ha sufrido el Covid-19 de forma directa con su madre. Antes del confinamiento le dio tiempo a ganar un bronce en las Series Mundiales de Devonport (Australia), la única prueba de este año y en la que afianzó su plaza para Tokio.

Álex Sánchez Palomero también sabe lo que es vivir la magia que rodea a unos Juegos, aunque los de Japón serán los primeros como triatleta. Ya estuvo como nadador en Pekín 2008, donde ganó un bronce en 100 metros braza y en Londres 2012, en los que se llevó un duro golpe tras un cambio en la normativa que le impedía nadar con el brazo dentro del bañador, como había hecho siempre. Poco después encontró en el triatlón una nueva motivación y desde 2014 no ha parado de cosechar éxitos.

El salmantino Álex Sánchez Palomero.

“He vivido dos Juegos y gané una medalla en un deporte distinto. Ahora tengo la ilusión de ir a Tokio en el triatlón y disfrutando del camino y orgulloso del esfuerzo de nuestro equipo. En un año tenemos la oportunidad de plasmar nuestro trabajo”, ha indicado el número dos del ranking mundial en PTS4, que cuajó un gran 2019 con un bronce en el Mundial de Lausanne (Suiza), un oro en la Copa del Mundo de Banyoles y una plata y un bronce en las Series Mundiales de Montreal y Milán, respectivamente.

Eva Moral, otra habitual en el podio internacional, podrá quitarse la espinita de Río, en la que su categoría PTWC (deportista en silla de ruedas) no formó parte del programa oficial: “Cuando supimos que la incluían para Tokio fue un revulsivo brutal para los que estábamos con esa emoción de poder estar en unos Juegos. Estamos luchando al máximo para poder rendir y conseguir lo mejor”. La madrileña se ha machacado en el rodillo con la handbike y la silla de atletismo durante el confinamiento y tras dos meses ya ha podido nadar. “Lo que más he notado es la vuelta al agua, en cuanto al resto me he notado más fuerte tras volver a entrenar”, ha añadido.

Y en categoría PTVI masculino, España contará con dos parejas de un gran nivel que aparecen en las quinielas de las medallas. Héctor Catalá y su guía, el gallego Gustavo Rodríguez, firmaron en 2019 un curso espectacular tras ganar el Mundial, una plata en el Europeo, un oro en Copa del Mundo, así como un oro y una plata en las Series Mundiales. “Soy casi nuevo en el deporte y mi objetivo era estar en Tokio, pero sin descuidar el camino que he disfrutado muchísimo y ahora soy mejor deportista y mejor persona y me quedo con eso”, ha dicho el valenciano, que hace poco realizó desde casa un medio Ironman para recaudar fondos contra el coronavirus.

Héctor Catalá junto a Gustavo Rodríguez. Fuente: triathlon

El otro debutante será Jota García, vigente campeón de Europa y número cuatro del mundo en PTVI. “Ha sido un camino de aprendizaje, no tenía idea de cómo era el deporte paralímpico porque me quedé ciego hace poco. A nivel personal ha sido un crecimiento increíble, también una etapa dura porque 2017 fue un año difícil, el 2018 con subidas y bajadas, caídas y averías mecánicas, aunque salvamos los muebles con el Mundial. Y 2019 fue un año regular ganando el Europeo y consiguiendo la plaza”, ha relatado.

Pese a los buenos logros obtenidos junto a Ángel Salamanca, el madrileño decidió cambiar de guía de cara a Tokio. “Cuando tomé la decisión me dio un poco de vértigo, hasta 2019 las cosas habían salido bien a nivel deportivo, Ángel es un triatleta intachable, pero fuera de la competición en la última etapa no hicimos un trabajo en equipo como me hubiese gustado. De ahí vino el dar un giro y buscar un triatleta con otro perfil. Este año tengo dos deportistas de apoyo, Pedro Andújar, con quien iré a los Juegos, y Luis Molina, con quien hago los entrenos de calidad en Madrid”, ha explicado.

Por su parte, el presidente de la FETRI, José Hidalgo, se ha mostrado confiado en el buen papel que harán los españoles en los Juegos Paralímpicos. “Ha sido un ciclo inmejorable, ha habido un gran salto en los últimos cuatro años. Tenemos siete deportistas para Tokio cuando los criterios de clasificación se han hecho más complicados. Todos están en opción de conseguir diploma y tenemos opciones de entre tres y cinco medallas”, ha apostillado.

[/et_pb_text][/et_pb_column]
[/et_pb_row]
[/et_pb_section]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here