El CDM Elche-Sureste Gran Canaria, suspendido

0
14

El resultado del encuentro lo decidirá la federación

El jugador del Elche, Iván Toscano entrando a canasta. CDM Elche
El jugador del Elche, Iván Toscano entrando a canasta. CDM Elche

CDM Elche. El CDM Elche líder de primera división grupo sur e invicto, se desplazó a tierras canarias el pasado sábado día 15 para disputar el encuentro contra el Sureste Gran Canaria de la octava jornada. La expedición de ocho jugadores y dos componentes del staff técnico llegó al pabellón Rita Hernández en Teide a las 16:00 horas. Con el objetivo de mostrar el gran estado físico y de juego.

El partido estaba programado para las 18:00 horas, pero la sorpresa llegó cuando se comunica por parte del responsable del pabellón, que el partido estaba cambiado a las 20:00h. Seguidamente, el grupo técnico pone en conocimiento este hecho a la federación y con la labor de Pascual González López, delegado, comprobó que el club canario incumplía gravemente el punto 6 “modificaciones de fecha y hora” tal como contempla las normas federativas de FEDDF.

Tras varias deliberaciones el club ilicitano se puso en contacto con el club canario este último dio una contestación negativa, colgado el teléfono, mostrando una gran irresponsabilidad y que no merece esta competición ni el propio club ilicitano. El club ilicitano sobre las 17:50 h. comunicó a la Jefatura de la Policía la necesidad de una patrulla para que pudiera levantar acta y dar testigo de que a la hora fijada para el encuentro solo se encontraba el equipo ilicitano en las instalaciones.

Poner en antecedentes que el club ilicitano desinteresadamente adelantó una jornada al club canario porque entendía las necesidades económicas en las cuales se encuentran la inmensa mayoría de clubes. El club canario, como entidad, nunca de los jugadores, demostró una falta de respeto enorme, ya que por otra parte el grupo arbitral y los componentes de la mesa, supuestamente no fueron convocados para el encuentro, ello se comprobó primero porque un componente del staff ilicitano Francisco Soler, permaneció en el pabellón hasta las 20:20h, pudiendo comprobar la no asistencia. Posteriormente tuvo que desplazarse en taxi al hotel. La normativa arbitral, expone que los árbitros deben de estar al menos cuarenta y cinco minutos antes del comienzo del encuentro.

El club ilicitano ha puesto una denuncia por mediación de la policía nacional, esperando que los hechos ocurridos sean sancionados duramente no únicamente dando el partido al club ilicitano, sino también una sanción económica para el club canario ya que se entiende que se han vulnerado los intereses del club ilicitano, demostrando una falta de respeto al club por el gran esfuerzo económico realizado para disputar el encuentro además esta circunstancia degrada la imagen del baloncesto en silla de ruedas y no puede repetirse en el futuro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here