David Mella luce una plata en la Copa del Mundo de piragüismo

El gallego, que a finales de 2021 se rompió la columna vertebral tras un accidente de bicicleta, debuta internacionalmente en Szeged (Hungría) en VL1 200 metros con una medalla.

0
312
David González Mella en la final de VL1 de la Copa del Mundo de Szeged. Foto: RFEP

 

 

Un día de noviembre de 2021 David Mella despertó sobre una cama de la UCI del Hospital Universitario de A Coruña, sin movilidad del pecho hacia abajo y con muchas preguntas cociéndose en su cabeza. De su memoria se había borrado el último mes. Su columna se rompió a la altura de la vértebra dorsal D4 en un accidente de bicicleta en una carretera de Tomiño (Pontevedra). “No recuerdo nada, me contaron que salí del camino tras una caída”, dice. Después de una ardua recuperación se aferró a la canoa, con la que acaba de conquistar una plata en la Copa del Mundo de Szeged (Hungría).

Llevaba dando paladas desde los nueve años en el Club Kayak Tudense, con el que compitió y se colgó medallas en campeonatos de España. Ocho meses después del accidente que viró su rumbo, el gallego, que se amoldó rápido a su nueva situación, volvió a deslizarse por las aguas del río Miño. Recuperó su pasión y el piragüismo se convirtió en la mejor terapia para cauterizar las heridas de su ánimo.

“En el momento en que me dijeron que tenía que estar lo más activo posible para tener un mejor día a día, lo tuve clarísimo, que mejor forma que remando. La navegación y la sensación es muy parecida, lo único es que se complica la dirección por la lesión que tengo”, comenta. Desde el día en que volvió a subirse a la canoa, un rayo de esperanza ilumina su sonrisa. Tuvo que aprender de cero, pero salió adelante a base de voluntad y redaños.

En poco tiempo ya estaba compitiendo de nuevo y a finales del pasado año se proclamó campeón del mundo en la distancia de maratón en Ponte de Lima (Portugal). Esta temporada ha logrado hacerse un hueco en la selección española y en su debut en la modalidad de sprint, el tomiñés ha conseguido una plata. Lo ha hecho en el canal magiar de Szeged, que abría el curso internacional, al subir al segundo cajón del podio en VL1 200 metros.

Lideró la prueba en los primeros metros tras una buena salida, aunque poco después el australiano Benjamin Sainsbury se puso en cabeza hasta cruzar la meta en solitario con 1:08.63. Por detrás llegaba el palista español, que alcanzó la plata con un tiempo de 1:13.05, superando por nueve décimas al chileno Robinson Méndez, bronce.

“No me esperaba un resultado así, al ser la primera prueba internacional no tenía referencias, aunque el crono nos salía bien entrenando. Siento que vamos por el buen camino. Esperamos tener margen de mejora, sobre todo, en la arrancada cuando mejoremos las adaptaciones y en los metros finales”, recalca un emocionado David Mella.

En la cita húngara faltaron algunos de los referentes del piragüismo español como Juan Valle -campeón del mundo y de Europa en KL3-, Higinio Rivero -subcampeón continental en VL2-, Javi Reja o Inés Felipe, pero sí ha contado con la presencia de otros paralímpicos como Adrián Castaño, que acabó en la quinta posición en KL1, y Adrián Mosquera, que no se clasificó para la final en VL3. Sí se coló en la final en kayak KL3 Araceli Menduiña, siendo sexta con 51.36.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí