La selección española femenina de baloncesto en silla se abona al bronce europeo

España vence a Alemania (48-49) y repite el mismo resultado de Madrid en 2021. Es su segunda medalla continental. Descomunal partido de Bea Zudaire (23 puntos, 14 rebotes y 7 asistencias) y de Lourdes Ortega (14 puntos y 9 rebotes).

0
572

En los últimos cinco años han pasado del ostracismo a saborear la gloria. La selección española femenina de baloncesto en silla vuelve a estar entre las mejores de Europa tras conquistar el bronce en Rotterdam (Holanda), el segundo consecutivo después del logrado en Madrid en 2021, al vencer a Alemania (48-49) en la prórroga tras un final de infarto. Atrás quedan más de dos décadas en el hangar del olvido, tiempos de penurias, obstáculos sorteados, lágrimas derramadas y mucho trabajo en la sombra. Con una generación de jugadoras que atesoran un enorme talento y ardor guerrero, España ha mudado su piel y ahora tutea a las potencias con orgullo y osadía.

De quedarse fuera de las grandes citas internacionales se ha pasado a una racha intachable, volviendo a disputar varios mundiales y unos Juegos Paralímpicos, y no se bajan del podio continental tras sumar dos preseas en tres años. Un grupo de mujeres comandado desde la pista por Bea Zudaire, y que instruye desde el banquillo Franck Belen, que sustituía a Adrián Yáñez, ha vuelto a hacer historia. Las incombustibles Sonia Ruiz y Vicky Vilariño, junto a Lourdes Ortega, Sara Revuelta, Isa López, Michell Navarro, Almudena Montiel, Agurtzane Egiluz, Naiara Rodríguez, Laura Ugarte y Paola Sindy Ramos completan el equipo que ha firmado una nueva gesta.

Necesitó dosis de sufrimiento y ponerse el mono de faena en el tramo final para imponerse, después de dilapidar una ventaja de 17 puntos. A pesar de los nervios, supo mantener la cabeza fría para llevarse la merecida recompensa. A diferencia del partido de la fase de grupos, en el que Alemania asfixió a su rival con una presión alta, esta vez España salió con una defensa pétrea y solidaria, con todas las jugadoras ayudando a cerrar vías y dominando el rebote. Con concentración y entusiasmo, el equipo español plantó una batalla sin complejos.

Arrancó el encuentro con mucha igualdad e intercambio de golpes, con Lourdes Ortega con el colmillo afilado, anotando ocho puntos. Bea Zudaire y Vilariño cerraron el primer cuarto con ventaja (6-12). Al inicio del segundo acto el engranaje defensivo continuó funcionando para desactivar a unas alemanas desesperadas, con falta de fluidez y acierto. Solo Mareike Miller en el tramo final afinó su puntería. Pero España ya había acumulado un buen colchón con un parcial de 4-14 comandado por Lourdes, Bea, Vilariño y Sonia Ruiz, con el que despegaba en el marcador al descanso (15-28).

A la vuelta de vestuarios el partido entró en una fase de poca brillantez, de pelea en el fango. España cortocircuitó, se le apagó la luz de cara a canasta, con solo cinco puntos sumados en el tercer cuarto. Esa desconexión la aprovechó el combinado germano para levantarse de la lona y asestar un parcial de 11-1 con la aportación de Miller, Amanda Fanariotis y Lena Knippelmeyer. A falta de los últimos diez minutos, el electrónico reflejaba 27-33.

Miller apretaba aún más al inicio del último cuarto y volvió a aparecer en la pintura Lourdes Ortega, la más bajita, para darle oxígeno a las suyas (29-35). La fiereza española se evaporó, la defensa dejó de ser hermética y el ataque se estancó. Alemania, con Svenja Mayer, Miller y Annabel Breuer, volteó el marcador (40-39). Cuando más quemaba el balón, Bea Zudaire tomó la responsabilidad y encadenó tres canastas, la última tras capturar un rebote y anotar en el poste bajo a falta de diez segundos. Pero sobre la bocina, Miller mandó el partido a la prórroga (45-45).

En el tiempo extra, los nervios atenazaron a ambos equipos, también el miedo a perder. Naiara Rodríguez puso por delante a España, aunque después igualó Miller (47-47). A dos minutos y medio de la conclusión, de nuevo Bea Zudaire anotó la que sería la canasta decisiva, porque las alemanas solo convirtieron luego un tiro libre (48-49). Dispuso de la última posesión, pero Fanariotis erró su lanzamiento e Isa López capturó un rebote de bronce. Las españolas descorcharon el champán y regaron de lágrimas de alegría el parqué de Rotterdam, una ciudad que le trae buenos recuerdos, ya que fue allí donde consiguió su clasificación para Tokio 2020. En abril del próximo año en Japón afrontarán otro reto, el Preparalímpico para sacar el billete a los Juegos de París 2024.

Ficha técnica del partido:

Alemania (48): Mareike Miller (26), Catharina Weiss (3), Amanda Fanariotis (4), Annabel Breuer (4), Svenja Mayer (8), Anne Patzwald, Lisa Bergenthal, Maya Lindholm (1), Lena Knippelmeyer (2) y Nathalie Passiwan.

España (49): Lourdes Ortega (14), Sonia Ruiz (1), Bea Zudaire (23), Naiara Rodríguez (4), Isa López, Sara Revuelta, Vicky Vilariño (6), Michell Navarro (1), Agurtzane Egiluz, Laura Ugarte, Almudena Montiel y Paola Sindy Ramos.

Parciales: 6-12, 9-16, 12-5, 18-12 y 3-4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí