La ‘ParaTriArmada’ logra cinco oros y cuatro bronces en la Copa del Mundo de Málaga

Victorias para Eva Moral, Lionel Morales, Dani Molina, Susana Rodríguez-Sara Pérez y Jota García-Dani Múgica. También suben al podio José Cristóbal Ramos, Rakel Mateo, Andrea Miguélez y Carmen González.

0
132

Gran botín el que ha conquistado la ‘ParaTriArmada’ española en la Copa del Mundo de Málaga con cinco oros y cuatro bronces. Era la primera vez que la capital de la Costa del Sol acogía este evento internacional -el año próximo será sede del Mundial-, que es puntuable para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de París 2024, en el que varios de los triatletas han certificado su billete para la cita francesa del próximo verano.

En el entorno del Muelle Uno del puerto malagueño, con la Alcazaba y el castillo de Gibralfaro como testigos, y tras un cambio de parte del circuito a última hora tanto del segmento de ciclismo -por los numerosos badenes que había- como en la carrera a pie -por el asfalto adoquinado-, Dani Molina ha vuelto a reinar con autoridad en PTS3 (discapacidades significativas) y ya acumula 26 triunfos en 28 pruebas desde mayo de 2017. El cinco veces campeón del mundo y seis de Europa ha cerrado el curso con un oro más que añade a su excelso palmarés. Con un tiempo de 1:08.46 se impuso en casi dos minutos al holandés Nico Van der Burgt.

“Estoy contento, a pesar de que tuvieron que improvisar el circuito. La natación ha sido muy dura porque hizo mucho viento, en la bici he ido rodando con el holandés, vigilándole, y en la carrera sabía que era más rápido, empecé bien, aunque en un momento me entró el flato y temí tener que pararme, pero enseguida me recuperé y pude acabar bien. Ahora toca vacaciones y recargar pilas para pensar en el próximo año, que viene lo más importante por lo que llevo tantos años peleando, unos Juegos a los que espero llegar en las mejores condiciones para pelear y llevarme el oro en París”, ha declarado.

En la misma categoría, el andaluz Diego Lardón quedó sexto, mientras que Kini Carrasco, que se ha convertido en el primer triatleta con 100 pruebas internacionales, fue octavo. El extremeño, a sus 58 años, confía en lograr la plaza para París, donde competiría en sus cuartos Juegos Paralímpicos, tras haber estado en Seúl 88, Barcelona 92 y Sídney 2000 como atleta. «Siento una emoción grande, ya siempre seré el primero en llegar a las 100, esto recompensa el duro trabajo de 12 años», ha recalcado. Otro triatleta que volverá a unos Juegos es Lionel Morales. El lanzaroteño, que estuvo en Río de Janeiro 2016, ha conseguido la medalla de oro en PTS2 (deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie) con un crono de 1:09.42, superando en más de un minuto al holandés Maurits Morsink. Javier Vergara terminó séptimo.

“No las tenía todas conmigo porque en el checking del material me di cuenta de que se había reventado una rueda, aunque gracias al staff de la Federación Española de Triatlón solucionaron el problema. El agua estaba dura, como a mí me gusta, se me da bien, en la bicicleta fui muy fuerte y la carrera la lideré en todo momento, así que feliz, hacía tiempo que no me salía una prueba tan buena. Ya estoy clasificado para París, por lo que ya toca pensar en esa cita del año que viene, donde trataré de estar con los mejores en el podio”, ha apuntado el canario.

Después del varapalo y el sabor amargo que le dejó la plata en el Mundial de Pontevedra por una polémica sanción, Susana Rodríguez ha puesto el broche a la temporada con una victoria incontestable en territorio malagueño. La viguesa, junto a su guía Sara Pérez, se ha llevado el oro con autoridad en PTVI (ciegos o con deficiencia visual). La dupla española dominó de principio a fin la prueba hasta cruzar la meta con un tiempo de 1:06.38, aventajando en más de cuatro minutos a la italiana Anna Barbaro, vigente campeona del mundo.

En PTVI masculino, otra presea dorada se ha llevado el madrileño Jota y su guía Dani Múgica, con 1:02.07, ganando por 12 segundos al irlandés Donnacha Mc Carthy, y suma puntos valiosos para escalar posiciones en el ranking y acercarse a París. En la misma categoría, Rafael Cabello logró una meritoria cuarta posición, Sergio Molina finalizó sexto y Abel Torreblanca octavo. «Ganar una Copa del Mundo con el nivel que hay en mi categoría deja un buen sabor de boca para desconectar y luego afrontar un año clave. Corrí con Dani porque Diego Mentrida tenía varias pruebas en su calendario, y nos hemos sacado la espinita que teníamos de una competición el año pasado en Turquía. He rendido a un buen nivel y con eso me quedo, estoy enchufado de cara al camino hacia París», ha asegurado Jota.

También se bañó en oro Eva Moral en PTWC (silla de ruedas y handbike) y confirma su presencia en los Juegos Paralímpicos. La madrileña, que salió cuarta del agua y fue sancionada con un penalty box, pudo superar a la británica Melissa Nicholls y llevarse el triunfo por apenas 20 segundos de diferencia (1:12.28). “A última hora cambiaron los circuitos porque los previstos no eran accesibles y ha salido bien. Venía sin saber cómo estaba porque tras el Mundial me tomé unas vacaciones, pero estoy muy contenta con la victoria porque aseguramos ya la clasificación para París. Viene un año complicado físico y mentalmente, así que tener esa tranquilidad nos permitirá centrarnos en el objetivo”, ha explicado.

Un bronce se colgó la vizcaína Rakel Mateo en PTS2 (1:38.19), quedando por detrás de la italiana Veronica Yoko y de la francesa Cécile Saboureau. También subió al tercer peldaño del podio la madrileña Andrea Miguélez (1:11.42) en PTS5 (discapacidad física más leve), que araña puntos en el ranking. “Estoy muy contenta, hice una buena natación, la bici regular por el aire, me penalizó llevar la rueda lenticular y me bajé en cuarta posición a 40 segundos del podio. La carrera me salió muy bien, conseguí recortar ese tiempo y además meter para asegurar el tercer puesto”, ha relatado. Medalla de bronce también para la onubense Carmen González (1:30.11) en PTS4 (discapacidades moderadas), una categoría en la que la gran favorita, Marta Francés, tuvo que abandonar a los 100 metros de empezar la natación porque sufrió un ataque de asma.

Y el último bronce del equipo español lo firmó en PTWC José Cristóbal Ramos (1:11.26), el único triatleta local. “Estoy muy feliz de la medalla, que me da puntos para seguir en la lucha por conseguir la clasificación para los Juegos. Queda mucho, tendré que pelear, el año que viene me tocará viajar bastante para estar entre los nueve primeros, lo voy a dar todo por ello”, ha asegurado el malagueño. El sevillano Manuel Afonso quedó cuarto en PTWC. En PTS4 masculino, el salmantino Álex Sánchez Palomero fue cuarto, Samuel Rodríguez quinto y Bartomeu Caldentey séptimo. En PTS5, Jairo Ruiz fue quinto, Cristian Pérez undécimo y Cristina Miranda séptima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí