La Copa del Mundo de tiro en Châteauroux reparte las primeras plazas para París 2024

El gallego Juan Saavedra, plata en Londres 2012 y bronce en Tokio 2020, buscará su clasificación para los Juegos Paralímpicos. Fernando Michelena y Carlos Linares también lucharán por estar en la cita de la capital francesa.

0
213

Quedan 818 días para que prenda el pebetero en el Stade de France y España puede conseguir ya su primer billete para los Juegos Paralímpicos de París 2024. El tiro olímpico es el deporte que pone en liza las primeras plazas y Juan Saavedra es el español que tiene más opciones de sellar su presencia en la capital gala. Tendrá su primera oportunidad en la Copa del Mundo de Châteauroux, escenario en el que curiosamente logró su clasificación en 2018 para la cita de Tokio 2020.

“Si gano el oro como en aquella ocasión me aseguro el pasaporte. Y si quedo plata, pero vence una de mis rivales femeninas, también estaría clasificado. Me veo fuerte, estoy con mucha ilusión y las sensaciones son buenas. No me obsesiono, pero quiero conseguir ya mi plaza para París porque me daría tranquilidad para centrarme solo en los Juegos en los próximos dos años. Si no lo logro no sería un fracaso, vendrán más ocasiones, aunque no me gustaría jugármela en las últimas competiciones porque afloran los nervios y se hace más difícil”, ha explicado.

El gallego, plata en Londres 2012 y bronce en Tokio 2020, lleva una temporada muy positiva, con números que alimentan la esperanza. Hace unos meses firmó en el Club de Tiro Olímpico Cernadiñas Novas (Pontevedra) su mejor marca personal en 50 metros carabina libre tendido R6 con 632.2 puntos, que habría sido récord del mundo si hubiese tirado en una prueba internacional ya que la plusmarca está en 627.8.

“En el 99% de las competiciones estoy por encima de 628 puntos, superando en ocasiones los 630, así que debería de ser suficiente para estar luchando en la final. Estoy tirando de forma constante, me están saliendo las cosas, incluso con un nivel más alto que en Tokio. Con los años me encuentro cada vez mejor, tengo seguridad en mi forma de entrenar y de tirar. Aún siento tensión cuando estoy frente al blanco para disparar, pero me lo tomo con más serenidad gracias a la madurez”, ha recalcado.

Competirá en 50 metros carabina R6 y también en 10 metros carabina de aire tendido R3. “En las dos tengo opciones, en R3 hay que ganar sí o sí porque hay una sola plaza, mientras que en R6 hay dos, una de ellas para una mujer, así que el objetivo es quedar primero, no vale especular, hay que ir a tope desde el principio. Han aparecido nuevos rivales y no te puedes dormir en los laureles porque vienen empujando fuerte, pero estoy mejorando cada día, confío en mis posibilidades. Quiero estar en mis sextos Juegos, mantengo la ilusión, las ganas y la ambición”, ha añadido.

Saavedra ha introducido cambios en su planificación esta temporada, como, por ejemplo, contar con su hermano Pablo -compitió en natación en Sídney 2000 y Atenas 2004- como preparador físico. “El tiro es un deporte en el que no solo se trata de apretar el gatillo. A pesar de que no nos movemos a la hora de practicarlo, el estrés o la tensión te genera cansancio y eso hace que la carabina te pese más y no te concentres. Por ello, el trabajo físico es fundamental, los ejercicios de entrenamiento aeróbico, así como la parte mental, saber bajar pulsaciones. Los pequeños detalles marcan las diferencias”, ha indicado.

También estará en la Copa del Mundo Fernando Michelena, quien participará en carabina aire comprimido 10 metros categoría R4 de pie y R5 tendido, así como en R9 calibre 22 aire tendido. “No compito en una prueba internacional desde junio del año pasado, he cambiado de entrenador y estoy haciendo cosas nuevas, así que a ver qué tal me encuentro. Conseguir la plaza es difícil, pero intentaré ganar y dar la sorpresa”, ha comentado el deportista vasco.

En Châteauroux debutará Carlos Linares, una de las revelaciones de este curso. El jienense ha irrumpido con brío en la modalidad de pistola tras ganar la Copa del Rey en 10 metros aire comprimido P1 SH1 con 573 puntos, batiendo el récord de España que lo tenía Miguel Cobo desde 2015. Con esa puntuación se habría colado en la final de los Juegos Paralímpicos de Tokio, ya que en la clasificatoria el mejor hizo 575.

“Para mí era algo impensable hace solo dos años. Cogí mi primera pistola en marzo de 2020 en plena pandemia. Sin embargo, ha sido un flechazo, se me da bien. Acudí a Las Gabias (Granada) para probar, era mi primer torneo y no me esperaba ganar, y menos aún con ese resultado tan destacado, estoy muy contento”, ha dicho el andaluz, que en Francia también está inscrito en pistola deportiva con calibre 22 a 25 metros (P3 SH1).

“Espero tener un día bueno y el brazo cómodo para mantener ese nivel y optar a los puestos altos. Mi objetivo es disfrutar de mi primera experiencia internacional, me lo tomo como un aprendizaje, quiero mejorar e ir preparándome para lo que está por venir. Eso sí, si la plaza se pone a tiro, iré a por ella, sería una alegría inmensa. Y si no, en los próximos campeonatos trataré de clasificarme para París 2024, sería un sueño”, ha apostillado.

En la Copa del Mundo competirán otros tiradores de la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física: Cristina Ortega en la modalidad de pistola, mientras que en tiro al plato -no forma parte del programa de los Juegos Paralímpicos- lo harán Iñaki Oloriz, Melitón Briñas, Santiago Argote, Adrián Becker, José Beltrán, Rodrigo Durán, Antonio María Fernández y Pedro Gómez. Por su parte, de la Federación Española de Deportes para Ciegos acuden Ager Solabarrieta -vigente campeón de Europa en carabina aire 10 metros tendido- y Miguel Rodríguez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí