Susana Rodríguez, Dani Molina, Marta Francés y Eva Moral reinan en Europa

Oros para la triatleta gallega junto a su guía a Sara Löehr en PTVI, para el alcarreño en PTS3, la puertollanense en PTS4 y la madrileña en PTWC. En Madrid también subieron al podio con una plata Nil Riudavets y con un bronce Rakel Mateo. Jairo Ruiz, Lionel Morales y Héctor Catalá, cuartos.

0
162
Sara Löehr y Susana Rodríguez, Dani Molina, Marta Francés y Eva Moral. Fotos: Fetri

Madrid ha dado el pistoletazo de salida al ranking clasificatorio para los Juegos Paralímpicos de París 2024 y el triatlón español ha ofrecido un gran rendimiento en el Europeo tras cosechar cuatro oros, una plata y un bronce. Susana Rodríguez y Dani Molina han revalidado el título continental, y Marta Francés y Eva Moral también han reinado en sus respectivas categorías.

Un campeonato empañado ya que a última hora se suprimió la prueba de natación por la contaminación del agua del lago de la Casa de Campo, así que se llevó a cabo en formato duatlón, como ya ocurrió el año pasado en Olsztyn (Polonia), aunque en aquella ocasión por la baja temperatura del agua. Poco le importó a la pareja Susana Rodríguez-Sara Löehr, las reinas en PTVI (ciegas o con discapacidad visual), categoría en la que llevan cuatro años invictas. Oro paralímpico en Tokio y bicampeonas del mundo, acaban de lograr su segunda corona europea. La gallega y la catalana ya acumulan 14 pruebas consecutivas subiendo a lo más alto del podio.

En la capital madrileña impusieron su ritmo en la primera vuelta de 2,5 kilómetros a pie en un circuito con un perfil prácticamente llano. En el tándem, con tramos de sube y baja, aumentaron su distancia sobre sus rivales de nuevo en los cinco kilómetros corriendo fueron las más rápidas, las únicas por debajo de los 20 minutos. Cruzaron la meta con un tiempo total de 1:02.49, aventajando en cuatro minutos a las francesas Annouck Curzillat-Julie Marano y a las italianas Francesca Tarantello- Silvia Visaggi.

“Contenta con el rendimiento en la carrera y con ganas de seguir trabajando. He disfrutado el campeonato y poco a poco estoy de vuelta después de un 2022 muy complicado. Aunque no se haya visto porque a nivel deportivo seguí participando en las pruebas y obteniendo buenos resultados, la realidad va mucho más allá de eso en ocasiones y a veces las dificultades que pasamos desde fuera no se ven”, ha explicado la viguesa.

En PTS3 (discapacidades significativas) nadie osa discutirle el cetro al rey, Dani Molina, cuatro veces campeón del mundo y que acaba de añadir el sexto título europeo a su palmarés. El alcarreño ha comenzado de la mejor manera posible el camino hacia París 2024, sus primeros Juegos como triatleta, aunque ya estuvo en una cita paralímpica como nadador, en Atenas 2004. Salió fuerte y decidido para tomar la primera posición, la cual mantuvo en los 20 kilómetros en la bicicleta, aunque con el holandés Nico Van der Burgt muy cerca. Pero sentenció en la carrera a pie para llevarse el oro con 1:07.49. El extremeño Kini Carrasco terminó quinto con 1:14.12.

«Ha sido duatlón porque el agua estaba mal y a mí me beneficia más un triatlón porque soy nadador, pero hice una buena carrera a pie y también en bici, donde me recortaron un poco, pero en la segunda carrera pude sacar ventaja y logro así mi sexto campeonato de Europa consecutivo y los primeros puntos para el objetivo de París 2024. Ahora toca seguir entrenando porque tenemos un verano divertido, iremos a A Coruña, Swansea, Francia y al Mundial de Pontevedra», ha apuntado.

Marta Francés desplegó su potencial y talento para coronarse en PTS4 (discapacidades moderadas). La puertollanense, que ya ganó el Europeo de Valencia en 2021 y fue plata en Olsztyn en 2022, ha vencido con un registro de 1:15.16 sacando más de tres minutos a la germana Elke Van Engelen. En un principio había sido Andrea Miguélez la campeona, pero se llevó un jarro de agua fría ya que, tras la finalización de la competición, la organización le comunicó a la madrileña que pasaba a ser clasificada en PTS5, siendo quinta en una categoría en la que también está la extremeña Cristina Miranda, que ha sido séptima.

«Que injusto tener que vivir esto cuando eres buena compañera y, sobre todo, no miento en nada. Soy como pone en mis informes, pero ser habilidosa en la bici supone un cambio de categoría y que no crean ni vean mi discapacidad. Triste, pero no derrotada, ganaré esta batalla y lucharé por lo que es mío», ha lamentado Andrea.

La beneficiada de esta decisión ha sido Marta Francés. “No me considero duatleta, vengo del agua y que me quiten la natación me hace daño, pero como todos había que apechugar. Me vi muy bien en la primera carrera, la alemana me fue marcando el ritmo al principio y luego apreté. Intenté en la bici mantener la distancia con Elke, quien es muy buena en ciclismo, y aproveché los llanos yendo rápida. En la subida al Cerro Garabitas le metí cadencia para que no me doliese mucho las piernas y me salió buen tiempo. En la bajada del Teleférico y en el giro más brusco frené bien para entrar primera en la transición. Después tuve una carrera muy dura porque me dolían las piernas, pero aguanté y apreté incluso en la última vuelta al ver a mis familiares animando. Pensé que era plata, hasta que me dijeron que a Andrea le cambiaron de categoría”, ha relatado Marta.

Nil Riudavets antes de cruzar la meta en segunda posición. Foto: Fetri

También se ha llevado el oro Eva Moral en PTWC (silla de ruedas y handbike). La madrileña, con 1:12.58, ha conseguido el triunfo con solvencia frente a la británica Melissa Nicholls y la francesa Mona Francis. Después de su maternidad, la medallista paralímpica en Tokio empieza de nuevo a demostrar el enorme nivel que atesora. «El Europeo era el primer objetivo porque comienza el ranking paralímpico para los Juegos de París y era la primera prueba importante en la que consideraba que me encontraba en forma después de la maternidad. Las sensaciones han sido muy buenas, he sentido que otra vez estaba metida en carrera y muy contenta por el oro», ha afirmado.

Una plata ha conseguido Nil Riudavets en su bautismo en un Europeo. El balear, oro en la Copa del Mundo de Abu Dabi en marzo, ha firmado una gran actuación tras quedar segundo en PTS4 (58:00) a solo un minuto del número uno mundial, el francés Alexis Hanquinquant. “Me ha beneficiado el que sea duatlón ya que correr es mi punto fuerte y pude estar delante en la salida, ir bien en bici y rematar corriendo otra vez. Estoy muy contento de poder disfrutar y de que vayan saliendo las cosas”, ha comentado. Al salmantino Álex Sánchez Palomero, bronce paralímpico en Tokio, le perjudicó que no hubiese natación y quedó sexto con 1:01.40.

Lo mismo le ocurrió a Lionel Morales, que se quedó fuera del podio en PTS2 (deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie), categoría en la que es el vigente subcampeón mundial. El lanzaroteño fue cuarto con 1:11.54. En PTS2 femenino, la vizcaína Rakel Mateo se hizo con el bronce (1:39.01), por detrás de la francesa Cécile Saboureau (oro) y de la alemana Neele Ludwig (plata).

Otros dos españoles se quedaron con la miel en los labios tras rozar las medallas. En PTS5 (discapacidad física más leve) el almeriense Jairo Ruiz fue cuarto a cinco segundos del bronce, mientras que en PTVI la pareja Héctor Catalá-Carlos Oliver también acabó cuarta a ocho segundos del podio. Jota García y Adrián Salto fueron octavos y el tándem Rafael Cabello-Fernando Zorilla, décimo. El malagueño José Cristóbal Ramos, sexto en PTWC.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí