Javi Serrato, un español en la élite del goalball brasileño

El jugador andaluz, que sigue sin ser convocado con ‘La Roja’ a pesar del nivel que atesora, se convierte en el primero en disputar un campeonato Brasileiro, uno de los torneos más importantes del mundo de esta modalidad.

0
503
El sevillano Javi Serrato para un lanzamiento durante un partido en Brasil.

En los dos deportes de equipos para personas ciegas, Brasil es el rey. El país sudamericano es una potencia, dominador en los últimos Juegos Paralímpicos y mundiales, y cuenta con ligas nacionales de un nivel excelso. En España, tres deportistas han logrado jugar un campeonato Brasileiro: el malagueño Antonio Martín ‘Niño’ y el valenciano Sergio Alamar en fútbol y, ahora, Javi Serrato en goalball. El sevillano, uno de los referentes españoles de esta modalidad, ha podido cumplir un sueño que llevaba años persiguiendo.

En 2020 surgió la posibilidad de acudir, pero la pandemia de la Covid-19 truncó ese primer intento. Dos años después, el andaluz no dudó en embarcarse en esta aventura para jugar en Sao Paulo el torneo rodeado de algunos de los mejores jugadores del mundo, que convirtieron a Brasil en campeona paralímpica en Tokio 2020, medallista de bronce en Río de Janeiro 2016 y de plata en Londres 2012.

“Suelo hacer paralelismos entre el mundo de Harry Potter y el goalball, y para mí disputar esta competición ha sido como estar en el colegio Castelobruxo, algo espectacular y mágico, todo me ha impresionado. Soy el primer español, pero no el primer ibérico ya que el portugués Joao Mota lo disputó en 2018. Confío en que no seré el último. Me abrieron los brazos y estoy muy contento. Es como un Europeo A de selecciones, el nivel de juego es tremendamente alto”, ha explicado.

Serrato, que lleva dos décadas deslizando la pelota a ras de suelo, marcando goles y parando lanzamientos entre antifaces y balones con cascabeles, ayudó al UNIACE-DF a quedar entre los diez primeros del campeonato. “Cumplimos el objetivo de no bajar de categoría, perdimos tres partidos con marcadores muy ajustados y plantamos cara al Sesi-SP, actual campeón del mundo de clubes. En lo personal acabé con 13 goles y con buenas sensaciones. Animaría a cualquiera a probar esta experiencia que te enriquece como persona”, ha recalcado.

“Al margen de lo Top que puedan ser en la pista porque así lo acreditan sus medallas, son grandes en calidad humana. En Brasil todo es pasional, celebran las cosas con alegría y energía, siempre hay música presente y están constantemente bailando. Me fascinó la forma de entrenar, en pabellones techados, pero al aire libre, era la primera vez que lo hacía así -en goalball se juega en sitios cerrados porque el silencio para escuchar la pelota es fundamental-. A veces no tienen ni porterías, aunque sí balones azules de calidad con los que competimos, un producto caro que suele ser un problema en Sudamérica, un detalle que en España en ocasiones no se le da valor. Aquí también tenemos grandes instalaciones, pero a veces son desaprovechadas”, ha añadido.

A lo largo de su carrera ha disputado numerosos campeonatos internacionales con la selección española, con la que ganó una plata continental en 2013, pero ahora no entra en los planes del técnico Paco Monreal a pesar del nivel que atesora este versátil jugador, que fue subcampeón del mundo y de Europa por clubes con el Sporting de Portugal, y la pasada temporada fue un pilar para Sevilla en la consecución de su primer título de Liga.

Llevaba vistiendo la elástica de ‘La Roja’ desde 2011 y su último partido oficial fue en el Europeo A de 2019, cuando España alcanzó los cuartos de final. El pasado curso el equipo español descendió a la segunda división europea y en noviembre tratará de ascender. Salvo sorpresa mayúscula, Serrato no estará en la lista de convocados.

“El seleccionador entiende que hace lo mejor que puede con sus criterios. Él siempre dice que no da explicaciones cuando te convoca y tampoco las da cuando no te lleva. Lo único que puedo hacer es jugar y disfrutar de este deporte. Ojalá España suba, eso repercutirá positivamente en el nivel de los clubes. Los jugadores tienen calidad para pelear por ello, pero hay mucha igualdad. En mi caso, no pierdo la ilusión por volver a la selección”, ha apostillado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí