Higinio Rivero y Nil Riudavets se abren paso sobre la nieve

El bilbaíno, uno de los mejores canoístas del mundo, y el menorquín, triatleta consagrado en la élite, debutan en una prueba internacional en esquí de fondo con buenas sensaciones.

0
202
Nil Riudavets e Higinio Rivero en la Copa Continental de Oberhof.

Deslizándose sobre la nieve, con la mochila cargada de ilusión y motivación, dos españoles se abren hueco en la élite del esquí de fondo. Higinio Rivero y Nil Riudavets han debutado en una competición internacional con buenas sensaciones, tomando el relevo de Pol Makuri, referencia en esta modalidad en la última década, y alimentan su esperanza de luchar por llegar a los Juegos Paralímpicos de Invierno de Milán-Cortina d’Ampezzo 2026.

El bilbaíno ha encontrado en este deporte un complemento perfecto para el piragüismo, en el que lleva cuatro años cosechando grandes resultados, siendo subcampeón del mundo y de Europa en canoa VL2 200 metros, y en el que buscará una medalla el próximo verano en los Juegos de París 2024. Mientras tanto, también trata de dejar su huella en el manto blanco con el esquí en categoría sitting LW10.5 (para deportistas en silla). Ha sumado dos medallas en la Copa Continental celebrada en Oberhof (Alemania), en un circuito que es un túnel y con nieve artificial, “parecía que íbamos en un congelador gigante con mucha escarcha”, dice entre risas.

En la prueba de sprint 1 kilómetro, el vasco pasó una clasificatoria y en la final se colgó el bronce, siendo superado solo por los ucranianos Hryhorii Shymko y Andrii Yevtushenko. Y en la carrera de 5 kilómetros, Higinio se llevó el oro tras imponerse al alemán Steffen Seifart. “Estoy muy contento, me llevo aprendizaje tanto en material como a nivel técnico, hemos cogido mucha información y horas en nieve. Ya tengo clasificación internacional para competir, así que iré a todas las pruebas posibles. Tengo en mente Milán 2026, siempre hay que aspirar a lo más alto, ahora queda trabajar. Cuando empecé en piragüismo soñé con ir a unos Juegos y lo conseguí, así que por qué no soñar con estar allí. Voy a pelear por ello”, ha recalcado.

Por su parte, Nil Riudavets también ha tenido un estreno positivo. El menorquín lleva poco más de un año compitiendo en triatlón -acumula cuatro medallas en Copa del Mundo y una plata en el Europeo- y ya se ha instalado entre los mejores del ranking, teniendo cada vez más cerca el billete para los Juegos de París. En Oberhof ha participado en la modalidad clásica 6 kilómetros (categoría LW6) logrando la sexta posición, mientras que en skating ha terminado séptimo.

“El objetivo era pasar la mesa de clasificación, ha sido una experiencia brutal, estoy contento por haberme empapado del ambiente. Poco a poco voy conociendo más este deporte con el que disfruto un montón, es un medio distinto al que estoy acostumbrado y falta mucha técnica por aplicar aún. La idea es lanzar el esquí nórdico en España y ver si es posible estar en Milán-Cortina d’Ampezzo 2026, vamos a luchar”, ha explicado. Ambos forman parte del grupo de tecnificación de la Federación Vasca de Deportes de Invierno, junto al triatleta Álex Sánchez Palomero -bronce en Tokio 2020- y a Ana Rubio, que participó en los Juegos de Pekín 2008 como nadadora.

Pol Makuri fue el último representante español en esquí de fondo en unos Juegos Paralímpicos ya que estuvo en Pekín 2022. Anteriormente participaron en una cita invernal Javier Domínguez, Josu Hernández, Javier Batista, Rosa Jaca y el granadino Miguel Ángel Pérez Tello, que ganó dos platas en Innsbruck 1988 y un bronce en Tignes-Albertville 1992.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí